Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1432470

0
0
0
s2smodern

 

 

         Ningún mexicano en sano juicio; podría culpar al Presidente, de haber tomado la decisión de soltar al Delincuente Ovidio Guzmán, hijo del Chapo Guzmán en el momento que lo realizo, tomando en cuenta que el inicio de todo el problema es fallido; el bien superior es la vida de quienes gobierna y no una detención de carácter mediático como estábamos acostumbrados; ahora bien, entre está decisión hay una infinidad de aristas, que determinan una gran responsabilidad de su Gabinete de Seguridad, el cual preside.

         Comencemos analizar; por qué se los digo, hoy sábado al escribir esta columna circula en redes, un comunicado que en su contenido aparentemente el General Secretario, está muy molesto con el Secretario de Seguridad Ciudadana y con el Presidente de la Nación,  por los hechos en Culiacán, dado el riesgo que fue para las familias de los militares. Todo parece indicar; que se tomaron acciones, sin consultar tratando de colgarse las medallas tanto el Secretario de Seguridad Ciudadana como la Guardia Nacional.

         Los errores operacionales; saltaron a primera vista, en ninguna parte del mundo se realizan de esa  manera, con despliegues improvisados, aunque también hay otras versiones de que fueron detenidos en un restaurant cerca de la Fiscalía, pero concedamos el derecho de duda; en toda operación del tamaño del personaje, se utiliza tanto medios de operación táctico militar como lo es vehículos adecuados para contrarrestar cualquier incursión del enemigo; se utiliza medios cibernéticos, para el bloqueo de señales y como nos mostraron los videos y conversaciones, las comunicaciones estaban abiertas; los operativos invariablemente los realizan fuerzas especiales de asalto por la noche; y no por casualidad, siempre hay información de Inteligencia que determina, donde están los posibles positivos a detener, evitando cualquier presencia de autoridad, para no lastimar una incursión; estos y muchas acciones más son las que no se pusieron en práctica.

 

         Ahora bien; a quienes conviene, estas fallas de acción de la autoridad, en su novatez que exhibió el Secretario Durazo, a quien hay que culpar si el Gobernador tuvo conversaciones con la DEA para realizar la detención de acuerdo a medios que lo citan; quien o quienes permitieron sin un plan determinado, accionar en el momento del problema al Gabinete de Seguridad incluyendo al Presidente con tanta lentitud; no hay que confundirse con actores de redes que solo opinan sin fundamento alguno.

         Si es preocupante; que circulan videos testimoniales que pueden tomarse como verdad o mentira, de miembros de las fuerzas armadas, muy molestos por la actitud de sus mandos no se refieren si al comandante de zona o al General Secretario; indicando que había soldados muertos, policías estatales, municipales y personas civiles; también, audios donde miembros de los narco-paramilitares porque así hay que llamarlos o narco-terroristas, indicando que a Iván Archivaldo (Chapito) ya lo habían liberado y solo faltaba Ovidio; entonces los comunicados son equivocados o falsos para desviar la real verdad de los hechos o de que se trata.

         Desde hace muchos años; tenemos sin confirmarlo el Narco-Estado, hoy en funciones un gobierno diferente, sea bien visto o no, se impulsa una forma que cambia el trato de la Delincuencia por el Estado Mexicano, con las resistencias naturales, de que como en las luchas se grita “quiero ver sangre”; se arrancó una fuerza pública, comandada por un personaje sin experiencia operativa de ninguna especie, que es el caso del Doctor Alfonso Durazo, se le dan atribuciones ante dos Secretarios uno del Ejército y otro de Marina, quienes por su sola preparación Académica están preparados para la guerra, y en el caso de Culiacán fue fallida, y los ciudadanos cansados de ver inacción del uso de la Fuerza Letal contra la Delincuencia; piensan que no se está trabajando, en su combate que nos ha afectado a todos los mexicanos, y mucho menos con acciones fallidas como lo sucedido.

 

 

         La familia Guzmán; en Sinaloa, todo mundo sabe que es dueña de diversas empresas de cambio de moneda, la Unidad de Inteligencia Financiera, antes de detenciones espectaculares pudo debilitar sus finanzas o es muy difícil hacerlo; los diagnósticos del terreno considero sobran, en cada administración los han realizado; desde las Policías, Ejercito y Centro Nacional de Inteligencia; entonces eso de la improvisación está por demás no nos lo quieran vender, no hay fundamento alguno.

         Hasta este momento 7:30 de la noche de hoy sábado 19 de octubre; se habla con mucha insistencia de la renuncia del Secretario de Seguridad Ciudadana Doctor Alfonso Durazo, créamelo sería muy sano para la Seguridad del País que esto pasara; en las filas de la propia Institución, hay relevos de alto impacto, que saben y cuentan con la experiencia necesaria para el cargo.

         Hasta el cansancio; he mencionado, que cuando hay un problema de Seguridad, se tapa el pozo después del niño  ahogado, es el caso de Culiacán, vemos en la televisión un despliegue de fuerzas militares de elite llegando a la ciudad, para la protección ciudadana como lo dijo un General a los medios de comunicación, pero ustedes creen que en este momento los Narco-Terroristas saldrán.

 

         Todos los hechos; desde la perspectiva personal tendrán ustedes su propio juicio, pero como un análisis de crisis es necesario pedir al Presidente de la República, que todo aquel funcionario del Gabinete de Seguridad que participo en acción y en decisión, sea removido de su cargo; de nada sirve, tanta reunión de Gabinete de Seguridad todas las mañanas, si los resultados son los vistos.

         Cambiar la forma de lo que se hacía en anteriores Gobiernos; se la valgo Presidente, pero si como usted lo cita, se actuó para proteger a los ciudadanos; pida su renuncia a todo el Gabinete de Seguridad, son un peligro para todas las familias del País, hoy cualquier delincuente sabe que puede presionar a la autoridad y sale sin un rasguño.

         La Política de la Seguridad; también es urgente, que de su voz se escuche, que no habrá tibieza, ni perdón ni olvido, tenemos ejemplos en Latinoamérica exitosos; cuales, el de Colombia, con la persecución de Pablo Escobar; hay que tener un bloque de búsqueda de todos y cada uno de los delincuentes, no quiero imaginar que está pensando el otro capo de la droga, Nemesio Oseguera (a) Mencho; personaje más violento simple ya le enseñaron el camino a seguir.

 

         No es combatir; la violencia con la violencia, si no, la violencia con el peso de la Ley, que a todos nos rige; una sociedad en paz, es aquella que obedece la Ley, y no aquella que se le invita a portarse bien.

         Como final; de está molestia, que me han externado varias personas y la mía propia, le digo señor Presidente cuente con el apoyo de todos los mexicanos si a usted le va bien; a todos no ira de maravilla, pero todo empleado que no funcione rescinda su contrato, por favor, la imagen en el exterior es lamentable requerimos inversiones; y así, créamelo será difícil.

 

         Los generales; que conocen las variables posibles para aprovecharse del terreno, saben cómo manejar las fuerzas armadas. Si los generales; no saben cómo adaptarse de manera ventajosa, aunque conozcan la condición del terreno, no pueden aprovecharse de él”.

          

          

        

  Tus comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern

 

 

Como dice el dicho; el juez por su casa empieza, de todos es sabido que el problema de la Seguridad en México es multifactorial, y un grave efecto es el de las políticas públicas, que en su gran mayoría son dictadas desde el centro de nuestro País, los tres órdenes de gobierno generan estos desatinos pues cada quien de acuerdo a su competencia, consideran que tienen la fórmula mágica, para combatir el flagelo de la Inseguridad.

 

Esta descoordinación; repercute en las imprevisiones sobre los alcances y profundidad del fenómeno de la Inseguridad, y se contempla por parte del ciudadano la incapacidad para enfrentarlo, así como el enfoque centrado mayormente en estrategias reactivas más que de carácter preventivo.

 

El gran deterioro del tejido social; que son de larga data y diversos orígenes, entre los que sobresalen, pobreza, marginación, carencia de oportunidades en materia de educación y empleo, generan que los jóvenes sean blanco fácil de grupos criminales que están al acecho de ellos para reclutarlos con las promesas de vida; de dinero, lujo y diversión.

 

Como si fuera insuficiente todo lo anterior; el caldo de cultivo conduce a una tormenta perfecta en materia de Inseguridad, los gobiernos locales, tienen un insuficiente proceso de prevención del delito, por estar en un proceso de la inmediatez, lo que provoca que el atender desde la visión local es un tema que relegan a segundo término.

 

 

En este orden de ideas; nuestra Política Federal, generada por el Gobierno, ha lanzado estrategias que trataran de restablecer el tejido social; sin embargo, estás Políticas Públicas, dictadas desde el centro no son trajes que en todos los Municipios de la República se repliquen con la misma temática de acciones.

 

La composición social; del Estado de Tamaulipas no es igual a nuestro Estado de Puebla, en el análisis de estrategias de prevención, los planes de desarrollo en materia de Inseguridad varían, pues el tipo de delincuencia que impacta a la sociedad son muy distintas; además que los usos y costumbre de cada región impactan en el trato que se debe aplicar para combatir la Inseguridad.

 

Todo Política Pública Integral; en materia de Seguridad, tiene dos componentes de importancia por igual, la Prevención de la violencia y la delincuencia, y la de la contención del delito con acciones de orden polícial con estrategia y contundencia.

 

Toda política criminal; tiene una complejidad enorme; el régimen jurídico político de México, conduce a que el realizar la planeación, ejecución y evaluación de las políticas públicas rebasan formas simples y esta complejidad generen desaliento tanto en la autoridad y la sociedad como tal.

 

Las capacidades institucionales; de un Gobierno, son observadas por el ciudadano, en su transparencia, rendición de cuentas, obediencia a la legalidad y algo importantísimo la participación ciudadana; hoy en día, es una exigencia en cualquier parte de la República sin explotarla.

 

 

Lo cierto es; que estos estos aspectos, constituyen la arquitectura institucional, y en su gran mayoría el poder municipal carece de planeación, estudio de factores, y solución a los problemas multifactoriales, de impacto para una Inseguridad, que como lo cito en párrafo anterior es buscando solución desde la perspectiva reactiva y no de prevención.

 

Replicar modelos; que dicten desde el centro, no tienen el impacto social, como los que se generen en la visión de localidad, donde impacten los compromisos Sociedad Gobierno, para que en forma conjunta tengan acciones medibles y de participación motivadora, de solución de problemas en cada comunidad, afectada por la Inseguridad y el deterioro del tejido social.

 

Considero; en lo sustantivo, que el atender desde la Municipalidad, sus problemas de Inseguridad y Deterioro del Tejido Social, es una forma de recoger la opinión en su diversidad de los ciudadanos afectados, en su ente jurídico de autonomía plasmado en la Constitución de la República.

 

Hay muchas opiniones; que apuestan, a indicar que los procesos de Prevención del Delito, son gastos innecesarios; sin embargo, yo no conjugo con esa teoría, dado que en varias partes del País, hay modelos de éxito en la materia; solo que hay que, tener compromisos alcanzables, medibles y de interacción Sociedad Gobierno, mediante reuniones periódicas de medición, acción y resultados.

 

Los factores de riesgo; en cada demarcación, se pueden medir, los censos de diagnóstico, a la autoridad municipal le corresponde realizar, para la detección de problemas de convivencia, pandillerismo, infraestructura para el deporte, consumo de drogas, prostitución y otros conceptos que impactan la Inseguridad de su municipio generen un diagnóstico.

 

Está columna; no es más, que el sentir desde la visión ontológica de que la participación social se puede encontrar las soluciones de Inseguridad que aquejan a nuestro Estado; y qué a este, le corresponde invertir con visión de alta política del mandato que les fue conferido.

 

“Yo necesito compañeros vivos, no cadáveres con los que tenga que cargar”.

 

Tus comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

Será imposible; en esta columna, describir estos tres conceptos que son concatenados en el quehacer del orden público; sin embargo, trataré de describir brevemente su correlación en la vida pública de todos los Poblanos.

 

La sociedad Poblana; requiere de instrumentos de estado, que desarrollen una Institución que generen estudios pedagógicos adecuados a los tiempos y exigencias en materia de Seguridad Pública ahora que le quieren dar la categoría de Seguridad Ciudadana, estos conocimientos deben de dar una producción de conocimientos que generen la transformación de la violencia e inseguridad que prevalece en el Estado.

 

En ese sentido; los ciudadanos, serán fundamento activo de las necesidades que en materia de seguridad requieren en cada demarcación en todos los rincones del Estado, no se puede generar instrumentos generales aplicándolos en los diversos municipios dado que cada uno tiene su problemática específica.

 

La concordancia; de estos Instrumentos de preparación, deberán tener la visión de que la reflexión de ellos es en la correlación del horizonte teórico y práctico de la Seguridad Ciudadana, la Criminología, los aspectos Jurídicos de aplicación, del Sistema de Justicia Penal, la Sociedad de Riesgo y la realidad por cierto deplorable del Sistema Penitenciario.

 

La Sociedad Poblana en su descomposición; es el resultado de que en los últimos años se han aplicado Políticas Públicas, con una especial forma de Gobierno que han determinado la formación de grupos desasociados, esto es, que se determinan por Económicos, Religiosos, Políticos, Étnicos y ahora hasta los delincuenciales; lo que provoca que unos son beneficiados y otros no.

 

Las Políticas Públicas; vienen a ser formas decisorias de los destinos de los ciudadanos, orientadas hacia una finalidad colectiva; de este modo, la individualidad choca con un traje que es confeccionado a un colectivo y no a una forma estudiada de las diversas individualidades.

 

De esta manera; los ciudadanos, bajo el esquema del orden social que se consigue en la organización superior del Estado, tal como lo afirman los contractualistas, desean protección contra la violencia, sin embargo la historia nos ha mostrado que mayormente son pequeños grupos quienes detentan el poder y cuentan y proporcionan, protección contra las agresiones que se generan en la sociedad, y como lo sabemos lo consiguen mediante con la intimidación y la misma violencia; es decir, la violencia contra la violencia.

 

En Puebla; desde hace mucho, existen muchos problemas sociales de toda índole, ejemplo más reciente, el aumento el transporte, unos considerados prioritarios y otros no.

 

Desde hace años, la delincuencia, se ha erigido como el problema que tiene ocupado al Gobierno en general, trátese del Federal, Estatal o Municipal, el cual ha sido el eje central de ataque de las Políticas Públicas adoptadas, las cuales han permitido conjuntamente con la Corrupción, el fracaso de estos modelos de Seguridad implementados de una violencia contra la violencia; no quiere decir que del todo se debe de cambiar, pero no todos los delitos transgreden en este modelo de combate a una delincuencia.

 

Si ustedes analizan; todos estos operativos, se realizan en zonas humildes atribuyendo factores endógenos, creando un clima de bienestar a ciertos sectores sociales, fortaleciendo y justificando la violencia de los organismos del Estado, asumiendo la concepción como la violencia como medio natural para lograr la seguridad, la paz y la justicia y peor aún, si se legitima en el orden Jurídico.

 

El modelo de Seguridad Ciudadana; tiene como objetivo erradicar o minimizar la violencia, preservando los derechos de todos por igual, y garantizando la libertad, de ser tratado como ciudadano, seguro de tener una buena calidad de vida, de poseer servicios públicos eficientes, de ser escuchado, esto es, que la Seguridad Ciudadana sea la forma de alcanzar la tranquilidad, eximirse de preocupaciones, de estar protegido contra las situaciones que puedan provocar la violencia y la intranquilidad social.

 

Que entender como Seguridad Ciudadana; se entiende como los proyectos, programas, actividades y acciones encaminadas a reducir y mitigar la violencia, y en consecuencia, reducir los actos delictivos, alcanzando la armonía, la solidaridad y la consolidación de la paz social, por parte de todos los entes y órganos de Gobierno en todos los niveles de poder, por las Instituciones Privadas u organismos no Gubernamentales y la sociedad civil a través, de las comunidades organizadas, asambleas de ciudadanos y consejos comunales.

 

Luego entonces; la Seguridad se alcanza, en la superación de las desigualdades y desequilibrios macro-sociales, el desarrollo de estrategias preventivas, el control del delito y la reestructuración del Sistema Penitenciario, contando con la participación activa de la familia y las comunidades la de los medios de comunicación y el sistema educativo de nuestra sociedad.

 

Para concluir; nos encontramos, que el modelo de Seguridad Ciudadana, es un sistema inspirado en los valores de convivencia armónica entre los seres humanos y su entorno, en donde los puedan desarrollar sus valores éticos y morales que rechazan, la intolerancia, la violencia y el odio con los más profundos valores constitucionales de convivencia, pluralidad, tolerancia, justicia, diversidad social, cooperación, democracia participativa, libertad y respeto a los derechos humanos como la vida, la igualdad y la dignidad humana.

 

Estimado lector; esperemos que quienes le cambian un nombre a una Secretaria, consideren estas reflexiones, que te comparto y observemos el actuar de las Autoridades, en cada una de sus actuaciones de transformación de los organismos encargados de la Seguridad.

 

En el actuar; será su conocimiento de lo que están haciendo, y no generar falsas expectativas de cambio y encontrarnos en un futuro inmediato que nada cambio.

 

 

Tus comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

 

Es muy probable; que usted que lee está columna, se pregunta todos los días, ¿de Verdad hay Seguridad en nuestra Puebla?; nadie en sano juicio puede contestar afirmativamente, en cualquier semáforo, en cualquier medio de transporte, en la calle al caminar, en el centro de la ciudad, en las colonias de norte a sur, en un parque, al circular en su automóvil, en una plaza, en un restaurant y así podré mencionar cualquier parte de nuestra ciudad y de los otros 216 Municipios del Estado siente que hay Seguridad.

 

Nuestras autoridades; tienden a minimizar los resultados desastrosos que tenemos en materia de Seguridad, pero no escuchan al Ciudadano de a pie, siempre salen con sus estadísticas truqueadas de sus resultados, nadie dice que están realizando, solo salen promocionales con mucho colorido de publicidad gubernamental pero realidades nada.

 

En este caso; la percepción ciudadana con la realidad es correcta, lo más lamentable es que la violencia se ha exacerbado, los asaltos tienen lamentablemente resultados dolorosos con homicidios en cada evento que se realiza; esto quiere decir, que los homicidios van en aumento.

 

Me perdonan; pero, ni el empleo, ni la salud, ni las condiciones de infraestructura de las ciudades son tan importantes; cuando las personas se trasladan a sus actividades con miedo, los políticos están despistados en sus sueños de ambición. Los Secretarios tanto del Estado, como del Municipio de esta capital; dan declaraciones que de verdad causan hilaridad, porque lo digo, mira en recientes declaraciones del Secretario del Estado Amezaga Ramírez en rueda de prensa, desmintió que en el Estado haya presencia del Crimen Organizado, muy respetuosamente señor Secretario, entonces como se le dice; de acuerdo a los instrumentos jurídicos, a los delincuentes que se dedican a extorsión, robo de transporte de mercancías, narcotráfico, trata de personas y estos son solo algunos de los delitos que acontecen en nuestro Estado.

 

Recomiendo; que consulten la Ley Federal contra la Delincuencia Organizada, en su artículo segundo describe que y cuáles son estos.

 

Para el caso del Municipio; el día de ayer, en su visita a un mercado la Presidente Municipal, al recorrer los pasillos en un puesto se ve la venta de celulares presuntamente robados, y saben que hizo nada, como que no vio, entonces como le llamamos a esto.

 

El proceso de sus Estrategias; pereciera que es fallida, cuando se aplica el rigor de la Ley se nota, y no se declara que se está progresando, o que se está cambiando el paradigma de que hacer en la Seguridad, les comento que una de las formas de primera instancia de cualquier Estrategia de Seguridad, es como les digo Aplicar la Ley.

 

Hay factores distractores; como las declaraciones, que han vertido desde el Presidente y para no quedarse atrás el Gobernador; de ello, en la prensa se ha dicho al cansancio, pero se está perdiendo lo básico las funciones para lo que fueron elegidos, anarquía manifiesta en la ciudad de México, secuestro de una ciudad por taxistas; acá, cuerpos desmembrados, robos a casa habitación con homicidios; luego entonces, cual es la Política Criminal que se está aplicando, para primero combatir la Delincuencia; segundo, rescatar el Tejido Social, tomar acuerdos con la ciudadanía para apoyarlos en materia de Seguridad Personal, en sus bienes y de su tránsito por las ciudades, que certeza nos dan para llevar a nuestros hijos a las escuelas, cuáles son las garantías a los Estudiantes de nivel superior para que asistan a sus universidades, sin que sientan las jóvenes temor de ser víctimas de ataques a su persona.

 

Considero; que en otros tiempos, muchos de nosotros nos causaría horror el ver fotografías de descuartizados, pero hoy en día es tanta la violencia que hemos perdido el factor de asombro, les pregunto será que las autoridades apelan a ello y no les preocupa.

 

Entonces; que hacer, es común que cuando se está hundiendo el barco se apliquen todo clase de Estrategias y lo digo de esta manera, pues tenemos a nuestros marinos en funciones, aun tratando de descifrar la problemática del Estado; o al menos así me lo parece, pues a dos meses de su llegada la percepción es la misma de Inseguridad.

 

En otras columnas; les he compartido, que la función básica de la Seguridad Pública y la Ciudadana en el caso del Municipio de Puebla, es la prevención del delito, no he visto y si me equivoco háganmelo saber, solo han promocionado unas mesas de trabajo, sin las presencia de la ciudadanía en general solo son intercambio de halagos entre funcionarios.

 

Ahora; si mucho me apuras, cuáles son las facilidades que tienen las personas, para en caso de sufrir un delito, sus denuncias sean como dice la Ley prontas y expeditas; estimado lector, creo solo organizándonos como sociedad será factible exigir y obtener resultados nadie lo hará por nosotros, por cierto está 4ª. Transformación está fallando, el Presidente dijo primero los pobres y acá pareciera que no aplica, ¿No lo crees?

 

Finalmente; les solicito muy respetuosamente a todos nuestros funcionarios antes de dar declaraciones, piensen las consecuencias de cada palabra que emitan, ya crecimos y si quieren de verdad servir con amor a México, a partirse la madre, no pedimos que todo se solucione con barita mágica pero que se vea que hay intención, se lo agradeceremos cuando así sea.

 

“El general abarca las virtudes de sabiduría, sinceridad, humanidad, coraje y el ser estricto”

 

Tus comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

0
0
0
s2smodern

 

 

El Orden Público; es la situación de normal funcionamiento de las instituciones públicas y privadas, en las que las autoridades ejercen sus atribuciones propias y las personas ejercen pacíficamente sus derechos y libertades.

 

Está estrechamente relacionado con el concepto de legitimidad, en el ejercicio del poder político y el de consenso social.

 

El Orden Público; se altera por diversas situaciones, tales como reuniones, protestas públicas, marchas, huelgas, mítines, disturbios civiles, así como manifestaciones de carácter social y religiosas, competencias deportivas, desastres naturales, incendios, apoyo a unidades policiales en el ejercicio de sus funciones específicas, apoyo en el cumplimiento de resoluciones emitidas por los órganos jurisdiccionales, municipales y de otros poderes del Estado.

 

A la Policía; como Institución tutelar del Estado, por mandato constitucional y legal le corresponde el mantenimiento y restablecimiento del orden público y la Seguridad Pública en todo el territorio Poblano.

 

El desarrollo efectivo de esta responsabilidad; es más difícil, cuando las circunstancias relacionadas con el evento, en un principio pacífico se vuelven violentas y/o

 

desencadenan incluso en disturbios civiles.

 

Para el cumplimiento de la misión asignada; la Policía, cuenta con unidades especializadas orientadas a la prevención y restablecimiento del Orden Público, los mismos que dentro del marco de respeto irrestricto a los Derechos Humanos, han diseñado diferentes Protocolos de Actuación, considerados actos reguladores que forman parte del Procedimiento Táctico Policial.

 

Para controlarlos eficazmente la Policía; deberá tener conocimientos y aptitudes especiales, así como una sólida disciplina táctica, preparación estructurada y organizada.

 

Considera que las intervenciones policiales; en el Mantenimiento y Restablecimiento del Orden Público, responde a un nivel de amenaza por el presunto infractor de la ley, debiendo tener una respuesta adecuada sobre el Uso Progresivo y Diferenciado de la Fuerza o Medios de Policía.

 

Los Protocolos; son una guía que contribuye para que los Jefes Operativos y/o quienes comandan las operaciones tomen las decisiones acertadas, en el momento y circunstancias adecuadas, observando un patrón común que permita enfrentar las diversas situaciones de alteración del Orden Público que se presenten.

 

Estos protocolos están descritos en la ley como se cita una muestra a continuación (Muestra de la Policía Federal hoy extinta);

 

Artículo 1. El presente protocolo es de observancia general y obligatorio para las y los integrantes de la Policía Federal y

 

tiene por objeto establecer los parámetros y condiciones mínimas, que permitan diferenciar y

 

Definir el uso; de las técnicas, tácticas, armas, equipo y niveles de fuerza, atendiendo a las circunstancias que se presenten, ya sea para aumentar o para disminuir el grado de aplicación de éstas.

 

Asimismo; tiene como finalidad, brindar certeza jurídica y transparencia a la ciudadanía en relación con el uso de la fuerza que realicen las y los integrantes de la Policía Federal en el ejercicio de sus funciones.

 

Artículo 2. Para los efectos del presente Protocolo, además de las definiciones contenidas en las disposiciones jurídicas aplicables, se entenderá por:

 

I. Agresión: al movimiento físico de una persona que pueda lesionar o lesione intereses jurídicamente protegidos, especialmente la vida o la integridad física.

 

II. Agresión Letal: a las acciones de una persona o grupo de personas que representan una agresión real, actual o inminente y sin derecho, que ponen o pueden poner en peligro la vida o integridad física de terceros o del integrante de la Policía Federal;

 

III. Armas de fuego: a las autorizadas a la Policía Federal en términos de la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos y demás disposiciones jurídicas aplicables;

 

IV. Armas menos letales: a las armas que por su naturaleza y adecuado uso reducen el riesgo contra la vida y permiten una defensa contra una agresión;

 

V. Armas potencialmente letales: a aquellas armas que por su empleo ocasionan o pueden ocasionar lesiones graves o la muerte;

 

VI. Detención: a la facultad de la o el integrante de la Policía Federal de restringir la libertad de una persona cuando exista la probable comisión de un hecho delictivo con el fin de ponerla a disposición de la autoridad competente;

 

VII. Fuerza: Es el medio por el cual la o el integrante de la Institución logra el control de una situación que atenta contra la vida o integridad de las personas, la seguridad y los derechos de las personas o las libertades, el orden público y la paz públicos;

 

VIII. Fuerza potencialmente letal: a aquella que pueda causar o causa daño físico severo o la muerte y que debe usarse como último recurso;

 

IX. Fuerza menos letal: a aquella que, aplicada adecuadamente, puede minimizar el daño físico severo o la muerte;

 

X. Institución: a la Policía Federal;

 

XI. Integrante: a las y los integrantes de la Institución;

 

XII. Orden: a aquellas instrucciones o indicaciones que realizan las o los Integrantes a personas o grupos de personas con base en las disposiciones jurídicas aplicables. La orden debe ser legítima, lógica, oportuna, clara, precisa y relacionada con el servicio o función;

 

XIII. Presencia policial: a la acción de hacerse presente en el lugar mediante el uso adecuado del uniforme, equipo y actitud

 

diligente ante personas que pretendan infringir o hayan infringido disposiciones aplicables;

 

XIV. Protocolo: al Protocolo de Actuación de la Policía Federal sobre el Uso de la Fuerza;

 

XV. Resistencia activa: cuando el sujeto realiza acciones con el propósito de dañarse, dañar a un tercero, al agente o a bienes propios ajenos;

 

XVI. Resistencia pasiva: cuando una persona se niega a obedecer órdenes legítimas comunicadas de manera directa por el Integrante, quien previamente sea identificado como tal sin que implique actos que pongan en peligro la integridad física o la vida del Integrante o de terceros, y

 

XVII. Uso de la Fuerza: a la aplicación de medios, métodos, técnicas y tácticas que realizan o pueden realizar las y los Integrantes en el ejercicio de sus funciones con base en los diferentes niveles de fuerza, de conformidad con las disposiciones aplicables.

 

Como se puede observar; nuestras leyes contienen todo los instrumentos legales que permiten actuar conforme a derecho, en cada una de las intervenciones que las Policías de cualquier tipo tengan la responsabilidad de cursar en el Restablecimiento del orden Público; luego entonces, porque en nuestra Puebla y me atrevo a decir en todo el territorio nacional, se deja de actuar en el ejercicio de la ley que a todos nos debe de circunscribir a obedecer.

 

Las organizaciones; que siempre protestan, el actuar policial, nunca estarán de acuerdo de los métodos policiales en restablecer el orden público mediante el uso de los protocolos de las policías, pero en términos de Ley, no hay

 

exclusión para ello, todos estamos sujetos a obedecer; porque además, la otra parte de la sociedad que se ve afectada por los disturbios causados, también exigen respeto de sus derechos.

 

Todo lo citado; tiene un principio y un fin, se llama voluntad política, conocimiento de lo que se debe de hacer; y sobre todo, Funcionarios que sepan actuar con firmeza apegados a dichos Protocolos de Actuación.

 

“Una sociedad no se constituye por acuerdo de las voluntades. Al revés: todo acuerdo de voluntades presupone la existencia de una sociedad, de gentes que conviven, y el acuerdo no puede consistir sino en precisar una u otra forma de esa convivencia, de esa sociedad preexistente”.

 

Tus comentarios: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Página 1 de 16

Please publish modules in offcanvas position.