Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1412731

Norma estuvo amenazada por cinco años. Es la 9na. periodista asesinada durante el gobierno de la 4T

0
0
0
s2smodern

 

Jonathan Nácar

 

Corrupción y desvío de recursos en el ayuntamiento, abusos de autoridades, delincuencia organizada y crímenes de alto impacto como asesinatos, robos y secuestros eran las historias que a diario reporteaba Norma Sarabia Garduza, corresponsal del periódico Tabasco Hoy en el municipio de Huimanguillo, quien el martes pasado fue baleada afuera de su casa, convirtiéndose en la cuarta periodista asesinada en la entidad desde 2016 y la novena en lo que va del gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

 

Los temas que habitualmente cubría la reportera, quien también se desempeñaba como corresponsal de otros medios en la entidad como Diario Presente y El Sol del Sureste, por citar algunos, fue el motivo por el que desde 2014 habría recibido las primeras amenazas para evitar que siguiera publicando sobre cuestiones de inseguridad y omisiones de las autoridades.

 

› Héctor Tapia, director editorial de Tabasco Hoy, donde Sarabia Garduza trabajó por dos décadas, declaró que fue por decisión de la propia Norma que decidió dejar de firmar con su nombre las notas de seguridad a las que daba cobertura, e incluso en algunos casos delicados sólo enviaba algunos datos por el temor que le generaban las amenazas anónimas que recibía.

 

Para Julia Arrivillaga Hernández, directora de Análisis y Estadística de Observatorio Ciudadano de Tabasco, la vulnerabilidad a la que se exponía Norma Sarabia no era propia del municipio de Huimanguillo, pues aunque esa localidad se mantiene como unos de los principales focos de violencia, la incidencia delictiva se extendió en gran parte del estado.

 

Con base en los datos de la Fiscalía estatal, durante el primer trimestre del año el municipio de Huimanguillo registró alzas en ocho de los principales delitos reportando la mayor tasa en homicidio doloso, homicidio culposo, y feminicidios, la segunda por secuestro y abigeato, así como el tercer valor más alto por robo a casa habitación.

 

En entrevista con ejecentral, Julia Arrivillaga advirtió que, aunque los homicidios son la principal preocupación para el Observatorio debido a que al cierre de 2018 sólo Huimanguillo superó en 168% la tasa nacional de ese delito, para el primer trimestre de este año la tendencia de incremento alcanzó a otros municipios como Macuspana, Cunduacán y Centro; pero otros delitos también repuntaron.

 

“En todos los delitos patrimoniales, quitando sólo el robo a casa habitación, estamos en los primeros cinco lugares superando la media nacional. Lejos de mejorar las condiciones de seguridad se está incrementando la violencia y contaminando el resto de los municipios. Hay una descomposición en delitos que realmente nos preocupan”.

 

El deterioro en materia de seguridad, apuntó Arrivillaga Hernández es evidente porque la intervención de las autoridades no esta dando resultados, muestra de ello, dijo, fue que el lunes de esta semana el gobernador Adán Augusto López hizo entrega de 180 patrullas para reforzar la estrategia de seguridad del estado, pero al día siguiente fue asesinado el ambientalista José Luis Álvarez Flores, en la región de Los Ríos en los límites entre Tabasco y Chiapas; y al día siguiente murió baleada la periodista Norma Sarabia.

 

Sobre ambos crímenes, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó ambos asesinatos y exigió el esclarecimiento de los casos que se suman a otros más que han “alentado un ciclo de impunidad que facilita la comisión de estos crímenes”.

 

A través de un comunicado, el organismo internacional advirtió: “Resulta preocupante que, en apenas 13 meses, sean ya cuatros casos de personas defensoras y periodistas asesinadas en el estado de Tabasco. Hasta el momento la ONU-DH no ha tenido conocimiento de avances en las investigaciones de estos casos”.

 

La ONU-DH urgió a las autoridades para que en ambos casos se agoten todas las líneas de investigación, incluidas aquellas que tuvieran relación con la labor que tanto José Luis Álvarez como Norma Sarabia venían desempeñando.

 

EL DATO. Marcos Miranda Cogco fue secuestrado en Veracruz desde el miércoles pasado. Hasta el cierre de esta edición aún no era localizado.

 

ASESINATO A PERIODISTAS

 

Desde 2016 han sido asesinados cuatro periodistas en Tabasco, Norma se convirtió en la primera mujer víctima. En lo que va del actual gobierno ya suman nueve comunicadores muertos:

 

19 de febrero de 2016. Moisés Félix Dagdug Lützow, político y empresario de medios de comunicación fue asesinado a cuchilladas en su residencia de Villahermosa.

15 de mayo de 2018. Juan Carlos Huerta, reconocido periodista con más de 20 años conduciendo los noticieros Sin Reservas y Notinueve, fue asesinado “por encargo”.

10 de febrero de 2019. El periodista y locutor Jesús “Chuchín” Ramos Rodríguez fue ultimado de ocho balazos en el municipio de Emiliano Zapata.

 

11 de junio de 2019. De al menos cuatro disparos, Norma Sarabia Garduza fue asesinada afuera de su domicilio en Huimanguillo cuando convivía con su familia.

jEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Please publish modules in offcanvas position.