Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1320715

0
0
0
s2smodern

El espanto, eso sí que lo sabíamos del cine de Lynch, es siempre silencioso, no lento, sino muestra terrible del presente eterno, presente eterno quiere decir petrificación

 

 

 

Hace años vi una difícil exposición de pinturas de David Lynch en el rarísimo museo de la Fundación Cartier en Parós. Rarísimo porque lo hizo Jean Nouvel que debería tener una prohibición mundial de seguir haciendo museos. En ninguno de ellos, todos hermosas esculturas urbanas, se puede colgar un cuadro o se puede exhibir algo sin que la luz te enceguezca como un moderno Tiresias sólo por el pecado de querer contemplar arte. Este edificio, en particular es una caja de vidrio sin una sola pared.

 

Así que Lynch y sus museógrafos se las vieron fatal y colgaron unas cortinas enormes de colores a guisa de muros frente a las que suspendieron en un alarde de técnica y malabarismo los enormes cuadros y las aún más enormes fotografías de la muestra.

 

Y digo que es una exposición difícil (acaso la más compleja de admirar que haya yo presenciado) porque Lynch es un cineasta que cuenta sus historias desde las artes plásticas, ahora me queda más claro que nunca.  En la muestra de marras estaba sin embargo toda su violencia contenida en un espacio bidimensional que le retira de golpe la sutileza. Me explico. Cuando uno admira Mulholland Drive, por ejemplo, todo el terror se sostiene por ausencia: una cortina que se mueve, apenas, es suficiente para erizar el cuerpo. En sus cuadros, sobre todo en los collages, no en una pequeña serie gris que me fascina, Lynch ha debido colocar lo que ha retirado de sus cintas: la obsesión por la banalidad del mal de la que hablaba Hanah Arendt. Un hombre de pantalón de mezclilla y cinturón enorme ha sido pegado sobre un lienzo casi rojo. Lleva un saco azul marino. Lynch ha pintado en acrílico sólo lo que pudo ser su cabeza y luego le ha superpuesto donde debía ir el corazón un enorme estómago y un intestino grueso de plástico que son quizá lo único que el espectador mira, aunque desvíe la vista. Me quedé allí, frente a ese cuadro casi media hora y todos quienes lo vieron, sin excepción, voltearon, miraron de soslayo. Flavio Filóstrato lo dijo hace ya muchos siglos: “Si la mimesis a menudo retrocede aterrada, la phantasia no retrocede jamás”.

 

Todos retrocedemos frente al aire de fuego de Lynch que algo tiene de fresco romano. En la pintura romana como en la de Lynch la energía de los cuerpos no se propaga, hay una renuncia tácita al movimiento, no hay acción alguna, no hay siquiera volumen o profundidad sino sólo un vacío que se convierte, curiosamente, en una verosimilitud irresistible, que mueve al espanto.

 

Y el espanto, eso sí que lo sabíamos del cine de Lynch, es siempre silencioso, no lento sino muestra terrible del presente eterno. Y presente eterno quiere decir petrificación. La violencia es una piedra, una losa enorme en donde ya no hay mutación posible. Es un rito despojado de mito. El mismo que horrorizó a un africano, Aurelio Agustín y le hizo escribir en su Ciudad de Dios, que el miembro infame que adoraban los romanos con lenguaje obsceno y deshonroso en la ciudad de Lavinium, servía sólo para asegurar la siembra y ahuyentar el mal de ojo: fascinatio repellenda.

 

En El aire está en llamas Lynch fue demasiado lejos para cualquier espectador porque llevó a su propio límite sus imágenes.

 

¿De qué hubiese sido acusado Bataille o el divino Marqués en estos días de falso puritanismo y doble moral en los que un Elliot Spitzer o un Dominique Strauss Kahn o un Harvey Weinstein arruinan sus carreras por lo que uno de ellos mismos, finalmente, llamó una falta moral? Según un libro, Willpower, porque la voluntad es algo que se vacía cuando se cansa. Ninguna persona que toma decisiones todo el día no debe, dicen los autores, ver páginas con servicios sexuales por la noche porque su capacidad de decisión y de discriminación se ha visto disminuida por el cansancio de su voluntad. Sea lo que sea hay unos cuantos en el cine contemporáneo, Polanski –que por cierto también enfrenta el ostracismo por un añejo caso de violación-, Tim Burton y el propio Lynch que se atreven a llevar las convenciones morales sobre la sexualidad hasta las últimas consecuencias. Necesitamos autores que nos recuerden que hay una parte animal en nosotros, una muy grande. Y que nos muestren el espejo de los síntomas de vivir en el capitalismo tardío. Pero la pregunta sigue en el aire, ¿cómo contar el horror sin ser parte del horror mismo, sin producir más violencia aún que la que se quiere mostrar?

 

Lo demás es silencio, silencio enardecido, vuelto fuego, combustión, pero silencio al fin.

 

 

 

COLABORADOR/EL HERALDO DE MÉXICO

 

 

@PEDROPALOU

 

 

0
0
0
s2smodern

 

 

Raymundo Riva Palacio

El estilo hiperpresidencialista de Andrés Manuel López Obrador le ayuda a controlar el mensaje pero causa tensiones y fatigas dentro y fuera de su gobierno. Son varios de sus colaboradores más cercanos que expresan en privado el desgaste de estar de madrugada, todos los días en Palacio Nacional, ajustando con el presidente lo que tienen programado anunciar. Sus conferencias de prensa matutinas las ha convertido también en la comparecencia pública de sus funcionarios, mostrando la mayoría de las veces sus limitaciones, carencias o agotamiento. También los coloca en ridículo, haciendo ver a miembros de su gabinete como personas mal informadas o como floreros.

Ayer precisamente se dio uno de esos momentos, donde López Obrador descalificó a su secretaria de Energía, Rocío Nahle, quien dijo que iban a utilizar el método del fracking en la producción de petróleo. Eso no se hará, aseguró, dejándola una vez más en ridículo. La secretaria de Energía es a quien más ha enmendado las cosas en público, pero no tendrá consecuencias futuras. Nahle tiene una fuerte coraza frente a cualquier descolón o situación embarazosa. Será secretaria hasta que el presidente lo decida. No era nadie antes de conocerlo; no sería nada sin él.

No es el caso de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, una de las colaboradoras del presidente que más ha resentido su estilo de gobernar y la forma como utiliza canales de comunicación y acción sin apegarse a las líneas de mando. La secretaria es a quien probablemente más han golpeado las desmañanadas, al tener que estar siempre en Palacio Nacional como parte del gabinete de seguridad que sesiona diariamente, que ha llevado a que en más de una ocasión haya estado al punto del colapso por agotamiento físico. La colocación de sillas en el templete de las conferencias se origina en lo duro que estaba pasándola de pie durante más de una hora, pese a que en ocasiones salía del escenario para que pudiera descansar fuera del ojo público.

Poca gente se daba cuenta de sus ausencias porque, casi siempre, es irrelevante si está o no está acompañando al presidente. La conferencia del lunes, donde el presidente dio a conocer el Plan de Implementación de la Ley General en Materia de Desaparición Forzada, fue el último ejemplo. Sánchez Cordero estuvo presente en la conferencia, pero prácticamente fue de ornato. Por decisión de López Obrador, quien hizo la exposición y respondió preguntas de periodistas y activistas fue el subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas. Sin decir palabra alguna, Sánchez Cordero, cabeza del sector de Gobernación, estaba desempoderada.

Su relación con López Obrador ha sido complicada, no por el trato personal con él, sino por el profesional. Durante la transición, López Obrador dejó de responderle sus mensajes telefónicos porque decía a sus cercanos que no terminaba de concretar lo que le pedía, y en el diseño del nuevo gobierno, se inclinó por Alfonso Durazo, que desmanteló Gobernación para sumar las tareas de inteligencia y protección civil a la Secretaría de Seguridad Pública. El presidente dice que esa Gobernación se encarga de la relación con los poderes, pero en la práctica, también ha sido desplazada.

La operación política para la elección del presidente de la Corte así como el relevo de la presidenta en el Tribunal Electoral, que están en su ámbito, la hizo Julio Scherer, consejero jurídico de la Presidencia. En la relación política con la oposición, tampoco la han avasallado. Por ejemplo, el compromiso de que la gubernatura de Puebla, tras la muerte de la gobernador Martha Érika Alonso el 24 de diciembre, sería para los panistas, ha sido dinamitado por la presidenta de Morena, Yeidkol Polevsky y el ex candidato al gobierno poblano, Miguel Barbosa, que ignoraron el acuerdo político de Sánchez Cordero con el PAN, y están operando en sentido contrario para que la victoria en la elección que se programará, la gane Barbosa.

Sánchez Cordero se dio cuenta hace tiempo del papel que está jugando y en dos ocasiones, según funcionarios federales, le ha presentado su renuncia al presidente. No se conocen los detalles que le planteó la secretaria a López Obrador, pero los funcionarios dijeron que su molestia está en el campo de lo profesional y la ausencia de poder real como responsable de la gobernación. El presidente rechazó en ambas ocasiones la renuncia. Es natural. Una renuncia a dos meses de iniciado el gobierno mostraría rupturas y crisis interna, lastimando también el estilo personal de gobernar de López Obrador.

Las renuncias están siendo un síntoma del crujir del modelo hiperpresidencialista, pero López Obrador no va a cambiar. El argumento en Palacio Nacional es que si como jefe de gobierno en la Ciudad de México fue un éxito esa forma de gobernar, porqué no lo sería ahora. Esa dialéctica llevó al presidente Enrique Peña Nieto al barranco. Toluca no era México; la capital federal, tampoco. Valdría la pena no caer en silogismos.

 

Nota: Lauren Sambrotto, jefa de la Unidad de Relación con Medios de Barclays, envió una clarificación por la columna “Lo que nos costó el road show”, publicada el 31 de enero, donde se mencionó que Barclays había organizado los encuentros con inversionistas en Nueva York para la Secretaría de Hacienda y Pemex, tras lo cual envió un reporte a sus clientes criticando las políticas financieras y energéticas del gobierno. La señorita Sambrotto, si bien reconoció el papel de Barclays en la organización del encuentro, precisó que es factualmente incorrecto establecer una relación entre su oficina de consultoría y de investigación, que por requerimientos internacionales y locales, operan por separado y en forma independientes.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

Desde hace muchos años, Manuel Bartlett tiene profundos diferendos con quien veía primero como sus enemigos y luego como traidores de la patria. Nunca asimiló que Carlos Salinas le arrebatara la candidatura presidencial, y vio a dos de sus cercanos, José Córdoba y Luis Téllez, como las primeras cabezas a cortar. “Se dedicaron a vender el país”, dijo hace mucho tiempo en una conversación abierta. Y en agosto de 2013, le dijo a Proceso: “Pasaron de ser cómplices en el gobierno para la apertura energética, a socios de las grandes empresas. Hoy pretenden traicionar a la Patria abriendo en su totalidad todo el sector (energético) a la iniciativa privada, en especial a las grandes trasnacionales”. Un sexenio después, en el magnífico escenario de Palacio Nacional, cerró un primer ciclo.

Bartlett apareció el lunes junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador paras hacer la denuncia contra quienes, alegaron contribuyeron a la destrucción de la Comisión Federal de Electricidad que hoy encabeza. El discurso de López Obrador era una calca de lo que siempre sostuvo Bartlett. Las acusaciones, igual. Las insinuaciones, idénticas. Las ideas de Bartlett están bien fijas en la cabeza del presidente. Se podría decir que años de manipulación le dieron resultados tangibles. O casi. Poco después del evento, Bartlett vio al secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, en su despacho de Palacio Nacional. Le llevó todos los proyectos que presentó en la conferencia mañanera, pero recibió un “no hay dinero” como respuesta. Pues pida prestado, insistió. Imposible. Se va a acabar la luz, replicó. Es su problema, respondió Urzúa, porque el mío es que México no se endeude. Ahí comenzó el segundo ciclo, el de la realidad.

 

Bartlett debió haber visto los síntomas de lo que le sucede a la CFE, como una de las muchas dependencias que no tienen dinero para hacer todo lo que quiere y planea el presidente López Obrador, por lo menos bajo el esquema ideológico del director de la paraestatal. En algún lugar del siglo pasado se quedó anclado su pensamiento, pues durante la conferencia de prensa, en la explicación del porqué querían relanzar la CFE y meter controles a lo que se había hecho en el pasado, tocó muy bien la música pero al no saber la partitura, probablemente no tenía idea de que estaba bien, pero por las razones contrarias.

 

En toda su exposición habló de conflictos de interés de funcionarios en los gobiernos de Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón, pero por razones inexplicables dejó fuera de su retórica a funcionarios del gobierno de Enrique Peña Nieto. Sin embargo, los contratos que dijo revisarían, que es parte toral de su exploración sobre los presuntos malos manejos del pasado, tendría que haberlos referido a los firmados en 2016, 2017 y 2018, después de acordar las dos grandes agencias de estándares contables en Estados Unidos y Europa una definición común de cuáles debían ser ubicados solamente en el campo financiero y cuáles debían ser incorporados en los balances. Ese nuevo marco de contratos colocó a los conocidos como take or pay, donde el comprador queda obligado a pagar por el producto adquirido, ya sea que lo consuma o no por cualquier razón, como deuda pública. 

 

Bartlett tendría que haber estado enterado de ello, así como también quienes firmaron los contratos de las licitaciones de un gasoducto y las tres primeras subastas eléctricas, que estaban fuera de los estándares internacionales. Tocó el tema de manera incorrecta cuando dijo que EInova había dejado de entregar energía en 2017 mientras la CFE continuó pagando. La empresa respondió en un comunicado que la razón del corte de suministro fueron sabotajes al gasoducto, por lo cual presentó denuncias ante las autoridades judiciales. En el contexto internacional, la empresa no es responsable de lo que sucedió, sino el gobierno. Si se le inserta en los estándares contables acordados en 2016, ese tipo de contrato debió haber sido incorporado como deuda pública.

 

Las declaraciones de Bartlett avaladas por el presidente provocaron una caída en la acción de EInova, que abrió en 75 dólares, se cayó a 70 tras las declaraciones y cerró en 72. Sus afirmaciones ligeras y poco informadas, produjeron un descalabro de una empresa mexicana cuya matriz en Estados Unidos, tiene grandes relaciones históricas con la Casa Blanca. Si quiere encontrar responsables, mejor que busque en la CFE durante la administración peñista, en lugar de saldar viejas deudas políticas con sus adversarios, colocando al presidente López Obrador en una situación vulnerable.

 

El contexto político-ideológico de la presentación de Bartlett es disonante con la realidad del sector eléctrico hoy en día. Urzúa le dio el primer manotazo para regresarlo a la realidad. Ya lo debería haber entendido. La Secretaría de Hacienda no consideró a la CFE dentro del Presupuesto de Egresos de la Federación y no le va a dar dinero. Bartlett podrá revolcarse en la ira y cabildear con el presidente para que le den dinero. El director de la empresa haría bien en revisar el artículo 20 transitorio de la Reforma Económica, que establece que las empresas productivas del Estado son autónomas a lo que decida su Consejo de Administración, salvo en materia de endeudamiento, donde Hacienda tiene todas las atribuciones y responsabilidades.

 

Urzúa es el dique de Bartlett y su sueños monopólicos a partir de deuda pública. Pero ante todo, el director de la CFE debe entender que el sector no es lo que conoció en los años 80, que el mundo ya cambió, y que por el camino que va, en efecto, se va a quedar el país sin luz.

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

 

Por Alejandro Mondragón

 

De aviador en la prepa Benito Juárez de la BUAP pasó a Gobernación Municipal hace un par de años, donde fue despedido por cobros indebidos en los baños de los mercados de la capital.

 

Luego, Ollín Rivera Moreno saltó a fungir como uno de los coordinadores de campaña de la actual alcaldesa Claudia Rivera Vivanco, con quien le une una laaarga amistad.

 

En campaña, medios poblanos acusaron a Rivera de tener vínculos con la delincuencia por la detención de su hermano en el robo de bancos, según consta en la Averiguación Previa 377/2011.

 

Ya en el gobierno municipal de Morena fue designado por Rivera Vivanco como flamante director de la Unidad de Normatividad y Regulación Comercial.

 

Después de tres meses en el cargo, ahora vecinos de Lomas de Angelópolis se sorprenden por su nueva residencia y auto de lujo que maneja.

 

¿De dónde?

Si nos atenemos  a los hechos su sueldo no alcanzaría para su nueva vida, pero desde el arribo de la administración morenista se ha tolerado todo tipo de comercio en las calles del Centro Histórico, continúan operando sin ningún problema cualquier tipo de antro en la ciudad.

 

Ollín Rivera sólo tiene una jefa y esa es Claudia Rivera, quien seguramente se habrá dado cuenta del cambio en el estilo de vida de su amigo, en apenas tres meses en el Ayuntamiento.

 

¿Copartícipe?

 

No se sabe, lo que sí sorprendió a varias planillas en los plebiscitos de la capital fue que hubo recursos importantes para fondear campañas de ciertos candidatos.

 

Rivera, Ollín, fue de los operadores del desastre de elecciones en Juntas Auxiliares, junto a Pablo Salazar y Senen Morales. Los barbosistas ya detectaron sus operaciones, quizá por ello haya tenido que negociar impunidad en algunas localidades.

 

El periodista Rodolfo Ruiz puso en su columna de E-Consulta, el dedo en la llaga:

 

“Un asunto delicado, del que pocos en el ayuntamiento de Puebla quieren hablar, es el relacionado con el dinero o las cuotas que ambulantes, comerciantes informales, artistas callejeros y propietarios de giros negros como table dance, cantinas, cabarets, hoteles de mala nota y prostíbulos disfrazados de restaurante-bar y loncherías pagan a inspectores y funcionarios del Departamento de Vía Pública, la Unidad de Normatividad Comercial, el Departamento de Concertación de Espacios Públicos, y el Departamento de Mercados y Central de Abasto.

 

“Qué está pasando con este dinero en efectivo que no ingresa a las arcas municipales: ¿quién se lo está quedando?, ¿a cuánto asciende al día, a la semana y al mes?, ¿hacia dónde está fluyendo?, ¿quién o quiénes se están haciendo millonarios con esos recursos que no entran a la Tesorería, ni a la Secretaría de Gobernación?”.

 

Todos los caminos llevan a la Presidencia, a la oficina de la alcaldesa Claudia Rivera con su amigo Ollín Rivera.

 

 

0
0
0
s2smodern

El Presidente propone dar los recursos a las jefas de familia para que paguen el servicio

 

 

En una reunión con senadores de Morena, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, dejó claro que a pesar de las protestas sociales y del PAN, no hay marcha atrás al plan de López Obrador de desaparecer las Estancias Infantiles para Apoyar a Madres Trabajadoras. En vez de asignar presupuesto anual a esos centros, el Presidente propone dar los recursos a las jefas de familia para que paguen el servicio de forma directa a estancias privadas o, en su caso, ayuden a abuelos con capacidades de cuidar a los niños.

 

¿Es un acierto o una equivocación la decisión de Andrés Manuel?

 

Para contestarnos esa pregunta revisamos los informes de la Auditoría Superior de la Federación a los Programas de Estancias Infantiles a partir de 2008, año en que el ex- presidente Calderón lo puso en marcha con un presupuesto inicial de mil 711 millones que alcanzó su máximo de 4 mil 70 millones de pesos en 2018. Los beneficiados son padres con hijos de un año hasta cinco años 11 meses.

 

En los resultados no hay qué presumir. En las ocho cuentas revisadas por esta columna, el programa sale reprobado por errores en la información financiera, falta de comprobación de ejercicio de recursos, mala calidad en los servicios de cuidado y alimentación infantil.

 

No sólo eso, las estancias incumplieron sus metas establecidas, a pesar de que justificaron gastos de capacitación de su personal y no atendieron requisitos de seguridad, como contar con un programa interno de Protección Civil actualizado y aprobado por la autoridad, falta de seguridad en escaleras, rampas y salidas de emergencia, así como en instalaciones de gas, eléctricas e hidráulicas e identificación de las rutas de evacuación y puntos de encuentro.

 

Esa situación, incluso, provocó la tragedia en la guardería ABC en Hermosillo, Sonora, en 2009, donde murieron calcinados 49 bebés, cuya dueña Altagracia Gómez del Campo, es prima de la esposa del expresidente Calderón, y recibía subrogación del IMSS.

 

Aquí pongo un link como ejemplo de la auditoria 2013 https://bit.ly/2Gt17VR, pero en todos los años se repite la historia. Incluso recordé coberturas sobre discusiones acaloradas varios años en el Congreso con los argumentos de la ASF y llamados inútiles a titulares de Sedesol para que se pusieran las pilas con el fin de mejorar el servicio.

 

Ariadna Montiel, secretaria de Bienestar, adelantó que el nuevo plan de López Obrador contempla acabar con los intermediarios y otorgar mil 600 pesos bimestrales a las madres de familia con hijos de hasta dos años 11 meses porque con la nueva Reforma Educativa que empezó a discutirse en la Cámara de Diputados, la educación preescolar es obligatoria e inicia a partir de los tres años.

 

 

Uppercut: Falta ahora medir con la misma vara a los Cendis, manejados por la esposa de su aliado Alberto Anaya del PT y con acusaciones de desviar 100 millones de pesos.

 

Alejandro Sánchez / Contra las cuerdas / Heraldo de México

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

Como si fuera un hecho trivial, sin importancia, se ha relegado el tema de cuatro personas muertas en la caída “inusual” de un helicóptero.

 

Uno de los fallecidos en el percance era Rafael Moreno Valle, hasta ese momento el principal líder de oposición en el país.

 

Otra de las personas que murieron fue Martha Erika Alonso, la mandataria de Puebla que tenía apenas diez días en el cargo y la animadversión manifiesta del gobierno federal.

 

Murieron, también, dos pilotos que tenían familias y una vida por delante.

 

Un mes después de la tragedia se informó que fue “un desplome inusual”.

 

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, abundó en el oscurantismo al afirmar que “no sabemos qué pasó”.

 

El presidente del Colegio de Pilotos Aviadores, capitán Heriberto Salazar, dio a conocer que en el desplome no hubo error humano.

 

Informó que el piloto Roberto Coppe y el copiloto Marco Antonio Tavera cumplían con sus certificados médicos y de adiestramiento.

 

Cerró el abanico de posibilidades del percance: el mantenimiento del helicóptero estaba en orden.

 

Entonces, ¿qué pasó?

 

¿Así de fácil se puede desplomar un helicóptero y matar en la caída al principal opositor que había en el país, a la gobernadora satanizada por el gobierno, a un piloto y un copiloto?

 

Faltan explicaciones y que conozcamos la verdad.

 

No quiero decir ni sugerir que se nos esté ocultando, sino que simplemente “no sabemos qué pasó”, como dijo el secretario de Comunicaciones y Transportes.

 

No tienen idea, y deberían tenerla.

 

El resultado político de ese percance es que el PAN se dividió en Puebla y, ahora sí, seguramente ganará Morena, lo que no había obtenido frente a Alonso.

 

Al menos en cuatro fracciones se dividió el “morenovallismo” en Puebla, lo que hace prácticamente imposible que repita su victoria.

 

Los panistas de ese estado entraron en conflicto con la dirigencia nacional del PAN, porque los primeros eligieron al priista Guillermo Pacheco Pulido como gobernador interino.

 

Ya había un acuerdo inicial: que el gobernador provisional, Jesús Rodríguez Almeida fuera el interino y convocara a las nuevas elecciones.

 

Rodríguez Almeida había sido elegido por la gobernadora Martha Erika Alonso como su secretario General de Gobierno, es decir, su número dos.

 

Es un eficaz profesional de la seguridad y completamente apartidista.

 

Lo que reventó ese acuerdo inicial, por demás obvio, fue que en el gobierno federal no digirió nunca el abucheo y los gritos en su contra durante el sepelio de Alonso y Rafael Moreno Valle.

 

Para atrás. No va a alguien cercano a Martha Erika ni a Moreno Valle.

 

Dividido el PAN poblano, erosionada su relación con la dirigencia nacional, los diputados blanquiazules votaron porque el interino fuera Pacheco Pulido.

 

Entregaron una plaza que habían ganado, porque se dividieron.

 

Acción Nacional perdió a un líder de presencia en todo el país. Era su coordinador en la Cámara de Senadores. Y hasta ese trágico momento, el único opositor que le puso piedras a las iniciativas del gobierno en el Congreso.

 

Si en el cielo –o en el infierno– se determinaran ese tipo de percances, diríamos que les salió perfecto para favorecer al gobierno y su partido.

 

Pero estamos ante un asunto mucho más terrenal. No se puede descartar ninguna hipótesis. Ni la de un posible accidente, o un accidente provocado.

 

O que algún grupo le haya querido hacer un macabro favor al nuevo gobierno, con la esperanza de que los dejen hacer y ni los mencionen.

 

Lo que asombra, además de las cuatro muertes, es la pasividad social ante un hecho obscuro que le quitó la vida al principal dirigente opositor en México y a una gobernadora constitucional, repudiada por el gobierno.

0
0
0
s2smodern

 

 

¿A cambio de qué autorizará el Congreso del Estado el préstamo que solicitó el rector de la BUAP, Alfonso Esparza, por 200 millones de pesos?

 

¿La estructura universitaria se pondrá al servicio, ahora, de la alianza Juntos Haremos Historia?

 

Desde el pasado 15 de enero se hizo la solicitud, pero hasta el momento se desconoce si el tema será considerado por parte del poder legislativo.

 

El derrumbe del PAN no cesó con la elección federal de julio, a la que lo condujo Ricardo Anaya, ni con la extraordinaria de Monterrey en diciembre, ya con Marko Cortés al frente, sino que los augurios para 2019 son de catástrofe, particularmente en las elecciones de gobernador en Baja California y Puebla. Tan infausta certidumbre se traduce en una realidad cruel para el PAN, que en eso vuelve a su origen: nadie quiere ser candidato en esos dos estados.

 

En Baja California, la primera gubernatura que ese partido ganó hace tres décadas con Ernesto Ruffo, la candidatura a gobernador fue despreciada por el panismo y se inscribió un solo prospecto, Oscar Vega Marín, antagónico al grupo del gobernador Francisco Kiko Vega, y amigo de Margarita Zavala y Felipe Calderón.

 

Por eso el CEN del PAN se apresuró a respaldarlo públicamente en un insólito comunicado de prensa, emitido este lunes, en el que exaltó su trayectoria, que sin embargo omitió que fue presidente de la Fundación Yo con México de Zavala. El propio Cortés emitió un tuit de gratitud a Vega Marín por no haber evitado el ridículo de dejar desierta la candidatura a gobernador, siendo el estado que marcó el ascenso del PAN al poder, en 1989. Y en Puebla, donde la muerte de la pareja de la gobernadora Marta Erika Alonso y el presidenciable senador Rafael Moreno Valle dejó desecho al PAN, tampoco nadie quiere la candidatura: Las despreciaron Luis Bank, jefe de la oficina de la difunta; Antonio Gali López, hijo del ex gobernador del mismo nombre, y hasta Rafael Micalco, ex presidente estatal del PAN. El que se perfila para el sacrificio, porque en el PAN están ciertos de su extrema debilidad electoral y política, es Humberto El Tigre Aguilar Coronado, personaje estrechamente ligado -igual que Marko Cortés- a Santiago Creel y Diego Fernández de Cevallos.

 

En Baja California y Puebla, Morena tiene ya definidos a sus candidatos a gobernador: En el primer estado es el superdelegado del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, Jaime Bonilla, quien arrasó como candidato a senador en julio, y en Puebla repetirá Luis Miguel Barbosa, quien se dijo víctima de fraude electoral en la cerrada elección que el Tribunal Electoral federal resolvió a favor de Alonso 10 días antes de su muerte.

 

En el estado fronterizo, la razón por la que nadie quiso la candidatura a gobernador es que el PAN tiene una desventaja de 40 puntos ante Morena, que en la elección federal ganó las dos senadurías y todas las diputaciones federales, y en las estatales de julio se anticipa que ganará además el Congreso y las cinco presidencias municipales.

 

La ventaja de Morena sobre el PAN no se ve que merme, sobre todo luego de que López Obrador emitió un decreto para disminuir en toda la franja fronteriza el IVA de 16% a 8% y el ISR de 30% a 20%, así como la homologación del precios de los combustibles con Estados Unidos y el alza del salario mínimo.

 

En Puebla, la única oposición a Barbosa es el grupo del senador de Morena Alejandro Armenta, presuntamente instigado por Ricardo Monreal…

 

 

 

@alvaro_delgado

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

El encabezado principal en la primera plana de El Financiero de este lunes no dejaba duda del impacto económico que está teniendo el bloqueo de ferrocarriles en Michoacán: mil millones de pesos de pérdida diaria. Si se cumplieron dos semanas de sabotaje de maestros al aparato productivo en protesta porque les deben salarios y aguinaldos, ya suman 14 mil millones de pesos las pérdidas, 14 veces más de su demanda original y casi 30% de las nuevas demandas que están haciendo al gobierno federal. Lamentablemente, el costo sigue creciendo.

 

Lourdes Aranda, vicepresidenta de Relaciones con Gobierno y Comunicación de Ferromex, la empresa más afectada, dijo que han dejado de circular 300 trenes que tienen dos millones de toneladas en mercancías en 800 mil contenedores que no se han entregado. La tarde del lunes, anticipó en una entrevista en Foro TV, ello produciría una quiebra técnica en la industria acerera. Ya ocasionó que se interrumpiera la exportación de automóviles porque la línea de entrega de autopartes, se rompió, que decenas de trenes con combustible varados en ambos lados de la frontera norte, afecta a 150 mil automóviles en el centro del país, y que toneladas de cemento no han podido ser embarcadas en Chihuahua y Nuevo León.

 

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo en su conferencia de prensa matutina que 200 millones de los mil que originalmente exigían los maestros michoacanos por concepto de salarios de 2017 y 2018, además de aguinaldos, fueron entregados el viernes, y que en el curso del lunes se les darían los 800 millones restantes. López Obrador confió que con este pago se resolvería la situación que está estrangulado la actividad económica en la parte centro y noroeste del país. Los maestros de la Coordinadora Nacional, que es disidente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, hicieron lo que siempre hacen, escalar el conflicto para sacar mejores dividendos. Ya no exigen mil, sino cinco mil, además de plazas que, de acuerdo con la prensa, le concedió la Secretaría de Hacienda el viernes pasado. Cinco mil nuevas plazas para ellos, con una carga al erario anual de 780 millones de pesos.

 

La disidencia magisterial es inmanejable, y el gobierno debe tomar la experiencia de la administración del presidente Enrique Peña Nieto, donde para poder llegar al final del sexenio sin procesos de desestabilización continua, tuvieron que abrir la cartera y desembolsar millones de pesos, y miles de plazas, para apaciguar la protesta social. Los aliados electorales de López Obrador no comparten su proyecto de nación y, como lo está demostrando la sección michoacana de la Coordinadora, la más chica en número pero la más ideológica, sí puede complicarle el arranque de gobierno con sus viejas estrategias. Bien le haría al presidente recordar lo que son los maestros disidentes y lo que le van a hacer. En enero de 2015, en una crítica al gobierno de Peña Nieto por la forma como había escogido a la disidencia magisterial como su aliada en la Reforma Educativa, sin comprender que serían quienes la detonarían, se escribió en este espacio:

 

“En el gobierno de Peña Nieto deberían haber aprendido que la CNTE es insaciable. Para utilizar una metáfora del futbol americano, siempre juegan al primero y diez. Es decir, en las negociaciones con la disidencia magisterial no hay avances de una yarda, ni retrocesos. Siempre que tienen el balón, los maestros avanzan diez yardas para tener no cuatro oportunidades más para volver a tener esa posición de campo –como sucede en el juego–, sino para recorrer en automático la distancia y exigir otras diez yardas. Ellos nunca pierden. Quienes pierden son el gobierno y los mexicanos”.

 

Sus estrategias son siempre las mismas, cierran aeropuertos y carreteras, realizan plantones y estrangulan el comercio. Utilizan la presión social para forzar canonjías. En esta ocasión elevaron el costo. En enero de 2015, el texto apuntó: “A la disidencia magisterial le ha dado mucho el gobierno peñista, pero está en la lógica del primero y diez… La paz social que buscó el gobierno de Peña Nieto mediante la entrega de una parte de poder a los maestros opositores al régimen, es una quimera”.

 

La Coordinadora le tomó la medida al gobierno de Peña Nieto de una manera fácil, aprovechando el desconocimiento o inocencia de su equipo. “La CNTE tiene controlado al gobierno”, se escribió en aquella ocasión. “Su estrategia histórica de negociación ha sido negociación-presión, negociación-confrontación y confrontación-receso. No hay nada oculto en sus tácticas. Para alcanzar el objetivo trazado presionan con plantones y movilizaciones. En la segunda etapa, para elevar los costos, enfrentan a la autoridad y chocan físicamente con las policías. Una vez que ya lograron extraer de sus interlocutores lo que buscaban, anuncian un receso, que es cuando bajo el pretexto de consultar a sus bases en sus estados de origen, regresan a sus casas”.

 

 

El presidente López Obrador dijo en su conferencia que los mil millones son un préstamo, eufemismo que nunca se le ocurrió al gobierno anterior para justificar entrega de recursos fuera del presupuesto. También les dijo que debían entender que los tiempos han cambiado, y que no utilizaría la fuerza de la policía, sino de la opinión pública, para obligarlos a cambiar su posición. Buena suerte. Hasta ahora, la historia de la disidencia magisterial no ha sido regida por la presión de la opinión pública, sino por sus intereses. Pero también, es cierto, nunca habían enfrentado a un presidente con la legitimidad de López Obrador. Las escaramuzas con la disidencia de maestros apenas comienza. Los primeros puntos, son para ellos.

 

 

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Por Alejandro Mondragón

Al menos, una investigación sobre el manejo de los recursos propios debería ordenar la actual legislatura, porque es la hora en la que se desconoce, más allá del escándalo sobre las facturas fakes y favoritismo en la asignación de obras universitarias y contratación de proveedores.

El entonces rector Enrique Agüera formalizó un acuerdo para disolver la BUAP Promoción Universitaria S.C y Promotora Universitaria A.C, a efecto de crear figuras de negocios para la procuración de recursos financieros alternos, dependientes de las unidades académicas.

 

Tiempo después, el rector Alfonso Esparza le dio los negocios a amigos y familiares para controlar todo el recurso universitario para él y su camarilla.

 

Veamos los términos del acuerdo con fecha de 22 de enero del 2007:

 

Los negocios existentes y que eran administrados por las Empresas disueltas, pasan a la administración de las Unidades Académicas, tal y como se indica a continuación:

 

FARMACIAS UNIVERSITARIAS “ALEXANDER FLEMING”. Facultad de Ciencias Químicas.

UNITUR. Facultad de Administración.

UNIGAS. Facultad de Ingeniería Química.

SISTEMA DE TRANSPORTE UNIVERSITARIO. Facultad de Ingeniería

SORTEO UNIVERSITARIO. Hospital Universitario.

AUDITORIO JULIO GLOCKNER. Área de la Salud.

CONCESIONES DE CAFETERIAS Y FOTOCOPIADO. Por ubicación física a cada Unidad Académica.

CENTRO DE FORMACIÓN DE FUTBOL y ESCUELA DE GIMNASIA. Departamento de Cultura Física.

Todas ellas asesoradas por las Unidades Académicas de Administración, Contaduría Pública y Derecho.

 

Ese jamás se cumplió. Actualmente los manejos administrativos fueron relevados a cada unidad, y no tienen el ingreso que el acuerdo menciona.

 

Por ejemplo, la gasolinera no es administrada por la Facultad de Ingeniería Química. De hecho no se sabe a cargo de quién está.

 

Los directores han sido colocados a modo, maestros que están cercanos a jubilaciones en uno o dos periodos, de tal manera que no representen un obstáculo y que se preocupen más por garantizar su retiro con un buen salario.

 

Desde el 2018 desapareció la figura de secretario administrativo en todas las facultades y han pasado a ser jefes administrativos, quitándoles incluso a cada Facultad la administración de recurso propio el cuál será manejado por la Tesorería y la DAPI alegando que es para un mejor control y manejo de los recursos.

 

Se han tomado medidas críticas, por ejemplo hoy en los campus y unidades académicas existen implementadas 2 redes inalámbricas, una para alumnos y otra para maestros, significa que quieren tener más control pues para conectar a la red de maestros se tiene que ir a registrar la computadora y el usuario a la DCYTIC y desde ahí monitorean el flujo de información.

 

En la búsqueda de transparencia, lejos de lograrse en la BUAP, se torna más opaca, por ejemplo el rector Esparza anunció que pronto el Carolino dejará de prestar servicios administrativos y que sólo se empleará para eventos.

 

En círculos universitarios se indica que la intención es otorgarle el edificio en comodato a una firma comercial que lo explote como restaurant y servicios de esa índole.

 

Antes de aprobar el préstamo con fines electorales no estaría de más revisar lo que se hace con los recursos propios de la BUAP, porque la única que no recibe los beneficios es la propia comunidad.

 

La BUAP pobre, mientras las autoridades universitarias gozan de cabal salud financiera.

 

CONTRA EL CARTEL INMOBILIARIO (CARTA ABIERTA)

 

Lic. Andrés Manuel López Obrador

 

Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos

 

Lic. Guillermo Pacheco Pulido

 

Gobernador Interino del Estado

 

Lic. Fernando Manzanilla Prieto

 

Secretario de Gobernación del Estado

 

El 12 de Agosto de 2017, sufrí un atentado que tuvo el propósito de quitarme la vida, asunto que se dio dentro de una disputa legal que durante casi 10 años he sostenido con un conocido cártel inmobiliario, que ha acaparado y despojado enormes áreas de la zona conurbada de nuestra ciudad en perjuicio de cientos de personas indefensas.

 

Gracias a Dios, milagrosamente salí vivo de tal crimen y en cuanto mi salud lo permitió hice pública la situación, señalando precisamente a las personas que se verían beneficiadas con mi muerte, sea por los negocios que les estoy impidiendo hacer con la defensa de mi patrimonio o sea para salvar la situación fraudulenta en que han caído por prestarse a diversas ilegalidades, las personas a quienes me refiero son:

 

Mauricio Romano Torres, ex comandante de los Cuerpos de Seguridad Auxiliares del Estado de México (Cusaem) y según él dice empresario de casinos.

 

 

 

Víctor Manuel Cortés Padilla, notario auxiliar de la notaria publica 29 de Puebla.

 

Susana Romero de Martino, notaria pública 2 de Tecamachalco.

 

 

 

Silvia Hernández Aguilar, notaría pública 1 de Huejotzingo.

 

 

 

Ismael Velázquez González, mi ex abogado y quién traicionando mi confianza y mis pagos hechos durante 9 años, se prestó a ayudar a despojarme.

 

Gabriel Posada Cueto y

 

Rafael Posada Cueto.

 

Sin embargo dos situaciones me inquietan respecto a éste asunto, por un lado, que a más de UN AÑO de haber realizado mi denuncia pública la investigación permanece en el olvido, lo que se encamina a ser uno más de los crímenes que quedan impunes.

 

Los autores intelectuales y materiales de éste crimen, como de tantos otros, duermen tranquilos ante la nula acción de la Justicia.

 

Sin embargo, además de lo anterior, de manera absolutamente ilegal se inscribió sobre el predio en disputa un Fideicomiso y aprovechando el cambio de gobierno anterior la Constitución del Régimen de Condominio, sobre al Clúster denominado Ámsterdam, de concretarse la fraudulenta venta que pretenden casi 300 familias estarían en riesgo de perder su patrimonio.

 

Debo aclarar que sobre el citado predio existen varios juicios pendientes que no se han resuelto legalmente pues el Cártel Inmobiliario que dirigen los Señores Rafael y Gabriel Posada Cueto, tienen compradas a diferentes autoridades que son cómplices de sus turbios negocios.

 

Señalo puntualmente, de manera preponderante pero no limitativa, y tengo las pruebas que acreditan mi dicho, a

 

El Registro Público de la Propiedad de Cholula

 

El Instituto Registral y Catastral del Estado

 

(Aclarando que las autoridades que están en funciones no son responsables de la inscripción mencionada, si bien tampoco han corregido la última ilegalidad cometida).

 

Durante años, las citadas autoridades han actuado como empleados del Cártel Inmobiliario de los Señores Posada y no como funcionarios públicos encargados de hacer cumplir la Ley.

 

A Usted, Presidente López Obrador, a Usted Gobernador Pacheco Pulido y a Usted, Secretario Manzanilla, les requiero tomen cartas en este asunto y limpien a Puebla de las mafias que operan a través de la impunidad y la corrupción.

 

Estoy seguro que a la gente que trabaja por el bien de Puebla no se le puede seguir condenando a la impunidad o tratar de amordazar con la cárcel, el despojo o la muerte, en beneficio de los cárteles que se sirven de las instituciones.

 

Nadie debe estar por encima de la Ley, pero éste cártel ha operado y sigue operando burlándose de la Justicia.

 

Puebla de los Ángeles, a Seis De Febrero de 2019.

 

 

Respetuosamente

 

 

Héctor Montiel García

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

Pablo Hiriart

Uso de Razón

 

Por distintas fuentes obtuve la versión, la semana pasada, de que el presidente de la Suprema Corte de la Nación, Arturo Zaldívar, conminó a renunciar a la entonces presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Ayer, en sU columna de Reforma, el periodista Roberto Zamarripa lo publicó con todas sus letras y coincide con la información que tengo: el viernes 18 de este mes el presidente de la Suprema Corte citó a Janine Otálora y le pidió que dejara el cargo, por su bien y el del Tribunal.

Puedo agregar aquí un par de elementos adicionales. El motivo de la presión para quitar de la presidencia del Tribunal a Janine Otálora fue la validación de los resultados electorales en Puebla, en los que perdió el partido gobernante.

Ante la resistencia de Otálora a renunciar, porque el Tribunal es autónomo, el presidente de la Corte habría recurrido a un argumento extremo: podemos hacer una reforma constitucional y quitar a todos los magistrados.

La historia es por demás oscura en el caso Puebla: la gobernadora que irritaba al gobierno murió al caer su helicóptero en condiciones no aclaradas, diez días después de asumir el cargo.

Y tres semanas después de esa muerte, la presidenta del Tribunal que validó el triunfo de Martha Erika Alonso fue presionada hasta hacerla renunciar.

La andanada contra Otálora tuvo como culminación el ultimátum del ministro Zaldívar, pero se desataron cuando en el Tribunal se iba a votar la validez de las elecciones en Puebla.

El magistrado ponente, José Luis Vargas Valdez, hizo público su proyecto de resolución en favor de anular y repetir las elecciones, lo que va contra los procedimientos del Tribunal. Y, además, sin argumentos para echar abajo esos comicios.

Por mayoría de votos, el Tribunal validó los resultados de las elecciones en Puebla, en las que perdió el partido del gobierno.

Una andanada de amenazas vengativas, con nombre y sin nombre, cayeron sobre la presidenta del Tribunal.

El magistrado Vargas Valdez anunció, el 18 de diciembre, que se estaban trabajando “denuncias con elementos y pruebas que apuntan hacia las irregularidades cometidas por la magistrada presidenta”, Janine Otálora.

La amenaza no podía ser más directa contra la titular del Tribunal Electoral.

Vargas Valdez fue más allá. Llegó a la conclusión –también hecha pública– de que la magistrada ha perdido su papel como presidenta no sólo para él, sino “posiblemente para más miembros del pleno, dado que ya no garantiza lo más elemental: la unidad del pleno y la independencia de sus magistrados, lo que lamentablemente lleva al funcionamiento indebido de la institución”.

Al día siguiente, Janine Otálora respondió a las amenazas y exigencia de renuncia, a través de una entrevista con Magali Juárez, de El Financiero: “la integración actual de la Sala Superior me eligió, por unanimidad, presidenta con un mandato de cuatro años. Tengo el respaldo de mis colegas para cumplir ese periodo”.

Las presiones continuaron y Otálora resistió… hasta que se le vino encima el presidente de la Suprema Corte.

Dejó el máximo puesto en el Tribunal, continúa como magistrada, en una condición de bajo perfil, luego de las presiones de aliento gangsteril de que fue objeto.

Esperemos que haya una aclaración categórica y sin ambigüedades del presidente de la Corte a lo que aquí se expone y a lo que ayer publicó Zamarripa.

Además, que ya no haya nuevas amenazas a la magistrada ex presidenta del Tribunal, ahora que se destapó una posible maquinación de Estado para quitarla del camino.

Esperemos que más de un mes después de haber amenazado públicamente a Janine Otálora, el magistrado José Luis Vargas también diga que no dijo lo que dijo, o que se equivocó.

Lo que estamos presenciando es una grave muestra de cómo se aplasta a un poder autónomo, porque no le dio la razón al partido del gobierno.

Y de cómo se desnaturalizan las instituciones que deberían ser baluartes de la división de poderes, para hacer cumplir la voluntad del partido gobernante

 

Por lo visto, no tienen límites. Nadie se los quiere poner.

 
 
 

Página 1 de 10

Please publish modules in offcanvas position.