Powered by Spearhead Software Labs Joomla Facebook Like Button

Visitante número: 1458158

0
0
0
s2smodern

 

 

Por: Humberto Aguilar Coronado

 

Una gran cantidad de personas se ha pronunciado en contra de la decisión del gobierno mexicano de recibir en nuestro país al que fuera por casi 14 años el Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, el ahora mas famoso, Juan Evo Morales Ayma.

 

Evo Morales renunció a su cargo de Presidente en medio de grandes protestas y movilizaciones que reclamaban el fraude electoral y argumentó que existían amenazas a su persona y equipo cercano, así como a su patrimonio. Aunque quizá lo mas importante fue la recomendación que le hiciera el ejercito y la policía de que dejara el cargo.

 

Los antecedentes personales del asilado han permitido una fuerte crítica, porque desde el punto de vista constitucional, todo fue legal, ya que el Artículo 11 de la Constitución nos señala: “Toda persona tiene derecho a buscar y recibir asilo. El otorgamiento de asilo político se realizará de acuerdo con los tratados internacionales”.

 

La narrativa oficial en relación con el otorgamiento de asilo político en México se ha centrado, por un lado, en la caracterización de lo ocurrido en días pasados en Bolivia como un golpe de Estado y, por el otro, en un discurso de supuesto humanismo, alegada protección de los derechos humanos y presunta continuidad con la tradición de asilo y refugio de México en el siglo XX.

 

No se puede estar, en principio, en contra de otorgar asilo político a Evo Morales, al ex vicepresidente Álvaro García Linera y a la exministra de salud Gabriela Montaño. México tiene una larga tradición en la materia que necesitamos siempre honrar sin prejuzgar sobre los personajes y sus acciones. No obstante hay implicaciones simbólicas y de fondo al tomar esta decisión.

 

Los fuertes cuestionamientos hacia su persona son de carácter político. En primer lugar por la forma en que gobernó su país durante tantos años y después, por que en la última elección presidencial, se sostiene que se cometió un fraude electoral,  a tal grado que la Organización de Estados Americanos recomendó la realización de nuevas elecciones.

 

Lo que a mi me parece realmente criticable es la actuación del gobierno mexicano, que sin petición expresa, ofrece el asilo político en nuestro país y después de ello, diversos actores políticos han mostrado claramente los excesos en los que se ha incurrido.

 

Beatríz Pagés lo definió como un apoyo “histérico” por esa “exagerada, excitada y nerviosa atención a Evo Morales”, atención que se parece mas a la de un Jefe de Estado.

 

1)   Se envía un avión de la fuerza aérea mexicana por el expresidente boliviano.

2)   Se circula una fotografía en donde prácticamente está envuelto en la bandera mexicana durante el vuelo.

3)    El canciller Marcelo Ebrard lo recibe en el aeropuerto como Jefe de Estado.

4)   Su primera actividad es reunirse con legisladores de morena.

5)   La Secretaria de la Función Pública se reúne con él y lo invita a compartir experiencias de gobierno con los funcionarios federales de dicha secretaría.

6)   La Jefa de Gobierno de la Ciudad de México le otorga la calidad de huésped distinguido y le otorga las llaves de la ciudad.

7)   Se le asigna una camioneta suburban con las mejores características de blindaje y se revive una fuerte escolta con miembros del estado mayor presidencial. ¿Pues no que ya había desaparecido el estado mayor presidencial? ¿A eso se debe que en el proyecto de presupuesto de egresos de la federación aparezca todavía una partida de mas de 36 millones de pesos para el estado mayor presidencial adscrita a la oficina de la presidencia?

8)   Come en los mejores restaurantes de la Ciudad de México, aunque el representante del restaurant haya afirmado que solo consumieron agua y café.

9)   Se afirma que vivirá en una residencia en el municipio de San Miguel de Allende. ¿De quién será esa propiedad? Si es del gobierno federal, surge la pregunta obligada, ¿para que la tienen?. Por lo menos hay que preguntarle al Alcalde de ese Municipio si le pagan el impuesto predial respectivo.

 

Cada día surgen mas preguntas sobre el trato preferencial que recibe el expresidente Boliviano, al grado de no saber todavía si es un exiliado político o un invitado especial del gobierno de México, especialmente invitado para distraer la atención de lo verdaderamente importante: La falta de resultados en materia económica y los nulos resultados en el combate a la inseguridad y lucha contra las bandas delincuenciales y el narcotráfico.

 

*Es politologo y Maestro en Mediación, Negociación y Resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid, España.

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

Por: Humberto Aguilar Coronado*

16 DE NOVIEMBRE

 

Escribíamos la semana pasada en este mismo espacio que el Presidente de la República al presentarse todos los días ante los medios de comunicación, distraía la atención hacia otros temas para ubicarlos en el debate político nacional para no centrarse en lo verdaderamente importante y de interés general para los mexicanos.

Con esto, afirmé que buscaba que se debatiera de otras cosas y no de lo importante, que en el caso de México es la economía y la falta de resultados en materia de seguridad.

Al describir 7 casos, pensé que era suficiente para poner en evidencia su estrategia de comunicación, pero me equivoqué. Varios acontecimientos siguen demostrando lo que he sostenido.

Después de la masacre a la familia Lebaron en Chihuahua, en donde asesinaron a mujeres y niños por igual, en lugar de que el Presidente se preocupara por encontrar a los responsables del dantesco suceso y recibir a los familiares dolidos, un día después, recibe al pitcher de grandes ligas sinaloense y se deshace en elogios, logrando nuevamente su objetivo de que la opinión pública se centre y hable de otra cosa y no de sus omisiones y errores en materia de combate al crimen.

Pero la semana no había terminado. En el Senado de la República se presenta una votación que a todas luces y muchos más reclamos, se denuncia que estuvo amañada. Los Senadores del PAN afirman que votaron 116 Senadores y Senadoras, mientras que los resultados que se cantaron únicamente consideraban 114 votos, es decir, extrañamente se perdieron 2 votos en el camino.

Este hecho, motivó una fuerte reacción de la bancada del PAN en el Senado, y la presentación de una denuncia penal en contra de quien resulte responsable, por el hecho de que el Senador Monreal mostrara una conversación en whatsapp para distraer la atención, y que al parecer, implica espionaje al Presidente del Partido Acción Nacional, Marko Cortés.

La reacción en defensa de la legalidad sobre la votación en el Senado de la República derivó en que el Presidente de la Junta de Coordinación Política declarara que, ante la desconfianza y la evidencia que presentaron los grupos parlamentarios, se tenía que repetir la votación para elegir al titular o a la titular de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Al momento de entregar estas líneas, estamos a la espera de la votación en el que la exigencia, es que se de un proceso de votación transparente y apegado a la legalidad.

 

*Es Politólogo con una Maestría en Negociación y Resolución de Conflictos por la UC3M.

 

 

 

 

0
0
0
s2smodern

 

Raymundo Riva Palacio

Hoy, la polarización todavía está en el terreno del discurso. Eso sí, brutalmente violenta y ruin, empapada de primitivismo en las redes sociales. Aquí no hay buenos y malos. Todos los que participan en esa dinámica destructiva, son miserables. Y no parece que cambiará. ¿Para dónde vamos? Imagine la mañana siguiente a las elecciones presidenciales de 2024, en este clima de linchamiento e irracionalidad. Quien gane enfrentará a un bloque de personas llenas de odio, cultivada por la guerra de clases que la retórica oficial construyó. Un alto número de ellas, según las tendencias electorales, estará no sólo contra el proyecto contrario, sino quizás, fuera de las redes, se opondrá en las calles a la mano, a la victoria enemiga. Este es un escenario realista, dadas las condiciones en que nos vivimos. Si hoy creemos que la polarización nos arrolla, la pesadilla que viene, si no hacemos algo, ni siquiera la imaginamos.

 

Los síntomas fueron detectados en la última encuesta de aprobación presidencial de El Financiero. Alejandro Moreno, jefe del departamento de demoscopia, explicó el viernes cómo la brecha ideológica, llevada al primer plano por el presidente Andrés Manuel López Obrador, se está ensanchando. Hace un año, el 84% de los encuestados se declaraban de izquierda, y el 79% de derecha. Para finales de noviembre, la diferencia era de 18 puntos porcentuales, que si se midiera en votos, serían aproximadamente nueve millones de personas las que se radicalizaron.

 

“La aprobación de AMLO permanece alta y estable, por lo menos en la superficie”, escribió Moreno. “Debajo de las aguas plácidas del 68 por ciento de apoyo, las encuestas revelan corrientes que se mueven hacia lados contrarios, de una manera, hay que decirlo, polarizante”. El mayor efecto diferenciador se encuentra por grado de escolaridad, donde López Obrador perdió principalmente el apoyo de los universitarios, aunque elevó el respaldo entre aquellos de educación básica, donde se ubican varios de los grupos beneficiarios de los programas sociales. Regionalmente, el país también se partió: la brecha es de 18 puntos. En el Sur, al que tanto voltea López Obrador, el apoyo se mantiene leal, pero en el Centro-Occidente, mayoritariamente zonas urbanas y de clases medias, es donde menos respaldo tiene.

 

Las tendencias son preocupantes, porque no hay nadie con representatividad que esté alertando sobre los peligros que se están construyendo en la sociedad. La polarización daña la democracia y beneficia a quienes tienen el poder, que pueden administrarla y utilizarla para su beneficio. López Obrador ha sacado provecho de su táctica polarizadora para ir desmantelando al Estado, levantado sobre bases democráticas, e ir construyendo su Estado, aprovechando los avances de la democracia para anularla.

 

La polarización, evocando la obra del politólogo italiano Giovanni Sartori, genera muchas veces fuerzas centrífugas que borran al centro. Los extremos dominan sin puentes que los conecten, por lo que se aíslan en su etnocentrismo. Los estudios de Sartori que dieron nacimiento a su obra se enmarcaban en un sistema de partidos, que ha ido perdiendo fuerza y relevancia en los últimos años. Pero no es la única forma de polarización, como en México lo experimentamos diariamente. El planteamiento presidencial, repetido miméticamente por sus cercanos y por las estructuras de altoparlantes que tienen esparcidos en la opinión pública, plantea la división irreconciliable entre lo tradicional y lo moderno, lo nacionalista frente a lo globalizado, lo religioso ante lo secular, traducido a las masas como cruzadas contra la corrupción, la reivindicación de los pobres, y el final de los privilegios de un modelo neoliberal.

 

En algunos países, la polarización rebasó el ámbito político y se incrustó en lo social, donde, como por ejemplo Caracas, muy citada en diversos estudios, hay barrios completos segregados en esa capital donde la identidad política divide a la población. En México ya se ve esa división por identidad y sentido de pertenencia. El oriente y el poniente de la zona metropolitana de la Ciudad de México es un ejemplo; el sur versus el resto del país. En México, a diferencia de Venezuela, donde la apatía de unos benefició a la beligerancia ideológica de los otros, la oposición a López Obrador ha crecido, no mermado, y ha elevado el tono de su discurso, equiparándose a la sonoridad con la que les responden.

 

Como demostró la encuesta de El Financiero, lejos de detenerse estos dos trenes, avanzan a toda velocidad rumbo a la colisión. No hay nadie con representatividad, hay que insistir, que esté pensando en el día siguiente y no en el mañana inmediato. Las respuestas, cuando se hacen las preguntas, son infantiles: yo no empecé, fue la otra parte. El encono marca el momento, pero no tiene que definir el futuro. Si permanecemos insensible y lejanos al fenómeno que alimenta el odio, pagaremos todos por culpa de todos que no frenamos a los pocos que lo estimulan.

 

 

Hay tiempo, ciertamente poco al ver los comportamientos mexicanos, para hacer algo. La reconciliación no debe ser un acto de fe ni un discurso fácil, sino un ejercicio de construcción real. No hay en estos momentos actores que puedan construir los puentes necesarios, rotos mucho antes que llegara López Obrador a la Presidencia. Se necesita un mecanismo, quizás integrado como un consejo que tenga interlocución con las dos partes, para sentarlas y que se empiecen a tener confianza –generando certidumbre política, no acto de fe-, dialoguen y construyan las condiciones para un rencuentro nacional. No se trata de un modelo de negociación transicional, sino uno que evite que la transición democrática se termine de descarrilar, y tengamos la impronta de un autoritario, que alimentaron todas las partes.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

¡¡Estafaza de mi vidaza!!

 

 

Pues resulta que uno de los operadores y plomeritos de todo lo que hizo Lastiri fue Francisco Ayala, quien como todo un PRIMOR, hoy despacha en la Sria. del Bienestar-Puebla y reza por ser nombrado (aún) en los próximo días, Subse.

 Pero como nunca se llega solo al éxito, existen otros operadores de est tan mentada estafa. Por ejemplo, en SEDATU-Puebla, nada más y nada menos que Gumaro Sandré era el responsable de recibir los papelitos de difetentes denominaciones, ya sabe, por eso de siempre traer cambio. Otro ejemplo es el famoso priista Vega Rayet, quien también siendo un PRIMOR, ocupó a la Cruzada Sin Hambre y al Tecnológico de Zacatlán para participar en esta Estafa Maestra, mientras que Graciela Juárez, fue impulsada como Delegada de PROSPERA para aportar al equipo de Lastiri y despacharse con la cuchara grande.

Quienes faltan por explicar su repentino enriquecimiento son: Vanessa B., Juan Manual López Arroyo y Armando Saldaña; estos, fieles a su jefe y líder ayudaron a Lastiri a ser Don Lastiri.

Personas de Izúcar y Atlixco ligados a la suplente de la Senadora Nancy de la S y un mar de nombres en los que todos se vieron beneficiados, ahora No mienten, No roban y No traicionan.

Dijera el padrino de todos estos angelitos, Don Mario Marín Torres, ¡Que asquerosidad es todo esto!

 

Mi cuenta en tuiter: @Marcplo20

0
0
0
s2smodern

 


 
Raymundo Riva Palacio

Un año después, lo que sostiene al gobierno de Andrés Manuel López Obrador es su palabra. Es poderosa y persuasiva, que sin pudor alguno le permite decir mentiras, aceptar que ha incumplido sus promesas de campaña, y actuar igual en muchos aspectos como los gobiernos del pasado que trata con desprecio, y ser peor, en otros aspectos, que todos ellos. Pero la forma como comunica y la maquinaria detrás de su mensaje para machacar el discurso, ha hecho magia para evitar el colapso de su gobierno, que al cumplir un año es un desastre en función de los resultados. El teatro montado en Palacio Nacional todas las mañanas le ha permitido la gobernanza. No será sexenalmente eterno, pero por ahora, le ha dado el oxígeno suficiente para mediatizar a millones de mexicanos que no alcanzan a ver las contradicciones de su verbo, y permanecen engañados por su eléctrica personalidad.

 

Lo que para muchos parece una retórica chocante, para la mayoría, a decir de las encuestas de aprobación presidencial, les sigue pareciendo una realidad. Lo más sorprendente es cómo la contradicción más evidente, sigue siendo el engaño más notable para los mexicanos. Se trata de su estribillo retórico del neoliberalismo. Ayer se volvió a referir despectivamente a los “gobiernos neoliberales” de los últimos 36 años. Varios funcionarios en su gobierno fueron parte de ese cambio, pero es secundario. Lo relevante es que el sustento del proyecto de López Obrador es tan neoliberal, o más, que los anteriores: el presupuesto es el más draconiano de este siglo, y el dogma fiscal es el más riguroso. Se ha endeudado como los gobiernos sobre los que vomita todos los días -500 mil millones de pesos este año, mayor para el próximo-, aunque insiste que eso no sucede.

 

La mentira diaria es parte del estilo para mantener el consenso. López Obrador es políticamente liberal en el discurso, pero profundamente conservador en los hechos. Su política de transferir recursos directamente a la gente es lo más alejado a una visión progresista y de izquierda. Es el ideal de los neoliberales, donde la reducción del papel del gobierno en la vida diaria es fundamental para el modelo. Milton Friedman, premio Nobel de Economía y padre de la Escuela de Chicago, donde la tecnocracia –que critica López Obrador- fue llevada a un nivel superior, propuso en los años 50 el “cupón educativo”, donde, como en los programas sociales actuales, se transfería directamente el dinero a los padres para que escogieran las escuelas de sus hijos. La diferencia es que en aquél modelo había supervisión del gasto; en el del presidente, no la hay, lo que abre las puertas a la corrupción.

 

La corrupción, precisamente, es la otra trampa del discurso. El mensaje que amartilla su aparato de propaganda es que la falta de crecimiento y desarrollo estaba totalmente asociada con el dinero que se embolsaban en el viejo régimen que ha demolido, no resuelve la contradicción de porqué si en ese sistema putrefacto, donde todos robaban, el país está hoy peor que hace un año en términos económicos. Si ya no se roban nada, porque López Obrador aseguró hace unos días que la corrupción se había erradicado, porqué se crece a cero por ciento – de más de 2% el año pasado-, se desplomó la construcción, aumentó el desempleo, hay menos consumo, la producción industrial disminuyó, y la actividad económica en general viene en retroceso. Si la corrupción se acabó debería haber más dinero. ¿Por qué entonces hay menos? Si se cortó la sangría, ¿por qué los recursos no alcanzan? La duda es si es porque la corrupción continúa o porque la incompetencia del gobierno es de epopeya.

 

Hay un argumento que permite plantear la hipótesis que no es sólo por incompetencia, sino por corrupción o desvío de dinero para fines electorales, que se puede discutir a partir de otra actitud regresiva que lo caracteriza, la opacidad. La principal herramienta para combatir la corrupción es la transparencia. La mayor urticaria que tiene López Obrador desde que era jefe de gobierno de la Ciudad de México es la transparencia. Hay un asalto y hostigamiento sistemático a los órganos de transparencia y anti corrupción para ser desacreditados, mientras va remplazando a sus titulares por sus empleados. En el discurso, quienes pueden representar un contrapeso o lo critican, son denunciados como corruptos que reaccionan ante la pérdida de privilegios. La maquinaria propagandística de Palacio Nacional, trabaja para martillar el adoctrinamiento.

 

La forma como está transformando un sistema democrático en uno autoritario ha cambiado la visión romántica que se tenía de él en el mundo, y gradualmente está generando dudas en México sobre su honestidad. Aunque se mantiene su aprobación en el rango de 68% promedio, todas sus políticas públicas han sido reprobadas. Su personalidad, su magia como comunicador y la propaganda que lo respalda, muestran desgaste.

 

Un ejemplo fue el mitin que celebró ayer en el Zócalo, en donde todo el gobierno presionó a sus burócratas para que acudieran a celebrarlo. La jefe de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, habló con los legisladores y operadores políticos en la capital para decirles que tenían que llevar contingentes para mostrar músculo, necesario para que López Obrador proyecte fuerza. Pese al esfuerzo inhibitorio para llevar al mayor número de gente, las autoridades capitalinas estimaron en decenas de miles la asistencia.

 

 

López Obrador dijo ante ellos que se ha instaurado una nueva forma de hacer política y un cambio de régimen. La realidad es que no hay una nueva forma de hacer política, ni un nuevo régimen, ni es diferente. Es más de lo mismo y en algunas políticas, peor que antes.

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

twitter: @rivapa

0
0
0
s2smodern

 

Un atentado a la libertad de expresión y a la libertad de crítica

 

Por: Humberto Aguilar Coronado*

 

“En memoria de mi amigo Alejandro Manjarrez, extraordinario escritor y mejor ser humano. Se nos adelantó en el camino, pero ejerciendo su derecho a expresarse y  muchas veces, criticando”.

 

Hace unos días, a propósito de la serie de cuestionamientos que se le han hecho al gobierno federal, al Secretario de Seguridad Pública y al Presidente del Gobierno Mexicano sobre la decisión de dejar escapar al “Chapito” Ovidio Guzmán, se han manifestado los grandes defensores de Andrés Manuel López Obrador de diferentes maneras.

 

Un columnista afirmó que era la secuela que habían dejado las decisiones irresponsables de Calderón, y en el colmo del absurdo, la Presidenta de morena sostuvo que: “No tienen derecho a opinar, no pueden criticar (…) y nosotros no se los vamos a permitir“, dirigiéndose a quienes llamó “jauría de críticos” y militantes de la “extrema derecha”. 

 

En México, desde hace varios años, es sabido que la labor periodística es una actividad de alto riesgo. El número de ataques a periodistas, muchos de ellos, con resultados de pérdida de vida, son un reflejo catastrófico de la vulnerabilidad del ejercicio de la libertad de prensa y del ejercicio de la libertad de expresión.

 

La mayoría de los estudios e investigaciones que tratan de identificar la causa de la vulnerabilidad de esas libertades encuentra que el contexto de violencia alcanza con frecuencia a los profesionales del periodismo que investigan temas relacionados con el narcotráfico o con la corrupción.

 

Sin embargo, la libertad de expresión es un pilar fundamental de todo sistema democrático y su ausencia, es uno de los indicadores más evidentes en los regímenes autoritarios o dictatoriales.

 

Por eso es evidente que la frase expresada por Yeidckol Polevnsky como reacción a las críticas que surgieron desde la sociedad civil, desde la academia y desde los partidos políticos de oposición, constituyen una amenaza directa al ejercicio de las libertades de expresión y de crítica.

 

La novedad de este ataque es que no va dirigido a periodistas, a profesionales de los medios de comunicación o a líderes de opinión.

 

La novedad es que el ataque se dirige a los sectores de la sociedad civil que se identifican como opositores al régimen de Andrés Manuel López Obrador y que en un simplismo verbal, los quieren ubicar en el ala de los conservadores o de la extrema derecha.

 

La democracia como régimen político está fundamentada en la libertad de expresión. A través de la historia de los Estados democráticos, el reconocimiento de esta libertad y la obligación estatal de preservarla son entendidos como condición indispensable para garantizar la vigencia de los derechos de las personas a partir de la libertad.

 

Desde 1776 los Estados Unidos, mediante la Primera Enmienda garantizó y protegió este derecho fundamental. La Organización de las Naciones Unidas, mediante la conferencia de Ginebra de 1948 desarrolló el contenido de la libertad de información.

 

En México, la Constitución General de la República y los Tratados del Sistema Interamericano de Derechos Humanos, garantizan las libertades de expresión y crítica a favor de toda persona; es decir, a favor de los profesionales de la comunicación, de los ciudadanos en general y, desde luego, de los opositores a cualquier régimen político.

 

Es evidente que las expresiones de la señora Polevnsky tienen que ser entendidas como un ataque a la libertad de expresión de los opositores al Gobierno de MORENA y una amenaza directa al afirmar que “no los van a dejar”.

 

A que se refiere la Presidenta de morena? En que va a consistir ese impedimento? Serán capaces de proponer la modificación del texto constitucional y suprimir ese derecho?

 

Esos ataques disfrazados de expresiones políticas nos obligan a encender las alarmas para verificar las condiciones de salud de nuestra democracia.

 

Es de esperarse que las instituciones democráticas nacionales, y todos los actores corresponsables de su funcionamiento levantemos la voz para exigir el retiro de las amenazas lanzadas, e impedir, a toda costa, que se mantenga la ruta de normalización de los procesos de desmantelamiento de las instituciones que, sin lugar a duda, está intentando establecerse en México.

 

*Es Politólogo y Maestro en Negociación y resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid.

0
0
0
s2smodern

 

 28 DE NOVIEMBRE

 

Por: Humberto Aguilar Coronado*

 

Tuve la oportunidad de ser Diputado Federal en la LV Legislatura, del año 91 al 94.

Iniciaba su segundo trienio como Presidente de la República, Carlos Salinas de Gortari del Partido Revolucionario Institucional (PRI). En las tres discusiones para la aprobación del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) que me tocó vivir, jamás se tomó en cuenta a la oposición, ni para el cabildeo con los Secretarios de Estado para plantear necesidades en los Estados de donde proveníamos los Diputados; ni en la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara. Mucho menos en la etapa de reservas que el procedimiento parlamentario permitía para no solo presentar alternativas a lo presentado, sino también, al restringir el uso de la tribuna como recurso parlamentario para denunciar o manifestar la inconformidad sobre el proyecto.

En esos tiempos, la oposición en bloque se manifestaba en contra de las formas utilizadas por el PRI.

Fue quizá hasta la discusión de los PEF 98-99 y 2000, cuando la oposición empezó a ser tomada en cuenta en algunos rubros, y se incorporaban propuestas de modificación para la integración del dictamen, y también, se aceptaban algunas de las propuestas que se presentaban en tribuna por los legisladores de oposición.

En teoría, aceptadas por el grupo parlamentario que representaba al Presidente de la República, pero en la realidad, eran consultadas y aceptadas por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.

Es a partir de la integración del presupuesto de egresos para el ejercicio 2001, y yo creo que hasta el presupuesto del 2017, cuando dos partidos políticos, PAN y PRI, negociaron la integración de los presupuestos con la férrea critica de el PRD en los primeros años y de los diputados de morena en los años mas cercanos.

Lo criticado en ese entonces era sobre dos cosas. Primero sobre el fondo, es decir, hacia donde se destinaban los recursos y como se ejercía el gasto, y segundo, en la forma de sacar adelante el presupuesto presentado.

Se criticaba que durante los gobiernos del PRI y del PAN, sus legisladores conformaban la mayoría necesaria, es decir, la mitad mas uno, para aprobar el presupuesto, y se criticaba en la forma:

1)   Que el proyecto presentado a la consideración de la cámara de Diputados, no había sido, por lo menos platicado, con la oposición.

2)   Que en el trabajo de comisiones, no se aceptaban propuestas de los legisladores de la oposición.

3)   Que los secretarios de estado y el Presidente de la comisión de presupuesto no tenían la sensibilidad para aceptar las propuestas que se les presentaban.

4)   Que el dictamen no había sido elaborado en la Comisión de presupuesto.

5)   Que el dictamen había sido elaborado por la Secretaría de Hacienda.

6)   Que el dictamen no había sido conocido con el tiempo suficiente por los legisladores.

7)   Que el dictamen se aprobaba en lo oscurito y a altas horas de la noche para que nadie se diera cuenta de su contenido.

8)   Que se utilizaba el reloj legislativo (término atribuido a la Diputada Beatríz Paredes Rangel desde finales del 2001) para extenderse en la fecha límite que marca la constitución en su  artículo 74 para aprobar el presupuesto, decretando un receso y convocando a continuar con la sesión en un día distinto.

9)   Que se cambiara de sede legislativa para concluir con los trabajos.

10)              Que se votaba a altas horas de la madrugada para que prácticamente nadie se enterara de lo que se había votado.

Bueno, pues todo eso que antes era criticado por las diputadas y diputados de morena, ahora es motivo de crítica por parte de legisladores de la oposición, especialmente, los del PAN, porque prácticamente todo lo criticado en el pasado fue puesto en marcha para sacar adelante el PEF 2020. Que lástima que al final, no se hayan presentado a la sesión en donde se votó.

Que no se espanten y quieran hacer creer que tienen la piel tan sensible los diputados de morena al ser criticados ahora por su actuación legislativa y la utilización de su mayoría parlamentaria.

 

*Es politólogo y Maestro en Negociación y Resolución de Conflictos por la Universidad Carlos III de Madrid, España.

 

0
0
0
s2smodern

 

 

No hay crimen perfecto. Apenas hace unos días se lo contaba a mi crush. Todo está conectado y eso que odio las teorías conspiracionalistas.

Pues resulta que al correo de este juglar llegó una carta digna para Santo Clos, dándome otros datos cual 4T. Me dice en unas líneas: "...todo tiene relación en estos tiempos..." Y es que el difunto (que si alcanzó ofrenda) se suicidó de un balazo en el hígado (??? wtf) cuando este era diestro, por qué complicarse el suicidio, ¿en el hígado? un cuate doctor me dijo que debió ser doloroso porque no es muerte instantánea sino que tarda entre 13 y 15 minutos en desangrarse... pues qué culpa quería pagar. En fin.

Por otro lado, pues que no estaba ni endeudado ni presionado por la notaría de Ciudad Serdán ni por la firma falsa del ex 01, el Cantante, que más bien lo que no dejaba dormir al pobre Mau G. era una investigación y sus derivadas evidencias sobre un aventurero grupito de vivales que, desde la fiscalía, se dedican a usucapir (hacerse dueños de inmuebles que no tienen dueño) bienes “abandonados” por la ciudad y luego, viendo que lo que sobra es impunidad, lo replican por todo el estado. Que al ver que ya era burdo su modus operandi, comenzaron a "negociar" con los legítimos dueños y hasta revivir algunos muertos para que vendieran convencidos. Las zonas de La Paz y El Mirador son las favoritas. Que las cesiones de derechos, compra-ventas y cambio de propietarios de las casas usucapidas "legalmente", todas se realizaban CASUALMENTE en una sola notaría, la 29; sí, la del pollo Victor Cortés y todo operado por: los hermanos Proal Diez de Urdanivia, un ex fiscal metropolitano, el Memo, quien justo ahora tiene y subcontrata despachos de abogados en materia civil que se dedican exclusivamente a las usucapiones. ¡Ver para creer! Pero aún hay más, agárrese... sabe quién es la cabeza de todo esto... sí, atinó, Victor Carrancá.

Todo esto, toda esta porquería es la que hacía sufrir al pobre Mau G. porque la investigación va (o iba, quién sabe) en serio. Y obvio porque justo en el archivo notarial es el único lugar donde todas las operaciones de los inmuebles cedidos, vendidos y "usucapidos" (por no decir agandallados) siempre están bajo la Fe de la notaría 29. Se dice que son millones en propiedades literalmente agandalladas con trucos legales.

Pobre Mau G. no aguantó la culpa o sabía que se le avecinaba una tormenta.

Inicia noviembre y los demonios se soltaron.

 

Mi cuenta en tuiter: @Marcplo20

Página 1 de 12

Please publish modules in offcanvas position.